La nueva plaza de la Memoria, situada entre Correos y el Memorial de las Víctimas, se convertirá en un nuevo espacio de encuentro peatonal y de calidad en pleno corazón de Vitoria-Gasteiz. El Gabinete Urtaran ha adjudicado esta mañana a la empresa Opacua los trabajos para realizar la obra, que contará con una inversión de 1.658.236,04 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 8 meses. El presupuesto con el que salió a licitación la intervención ascendía a 2,103.826,50 euros. El Ayuntamiento contará con una financiación externa de más de 1,1 millones (800.000 euros del Gobierno central y 300.000 del Gobierno Vasco).

El proyecto diseñado por el Departamento de Movilidad y Espacio Público mantendrá la coherencia estética de la intervención llevada a cabo en la zona de los Arquillos y conllevará la redistribución completa del entorno. La nueva plaza se destacará como un espacio público moderno y de calidad, con un marcado carácter peatonal y de encuentro para la ciudadanía. Además, se va a mantener el arbolado de la zona y se va a renovar todo el mobiliario. “Damos inicio a un proyecto que va a traer una nueva plaza al corazón de nuestra ciudad”, ha explicado el alcalde, Gorka Urtaran“Desde el Ayuntamiento seguimos impulsando proyectos así con una idea muy clara: queremos contar con un espacio público más amable, enfocado en la movilidad peatonal y, en definitiva, que busca que las personas de Vitoria-Gasteiz disfruten de sus calles y sus plazas. Estos días hemos comprobado, a través de un estudio, cómo el tránsito peatonal ya ha aumentado de forma importante en la primera fase de la reforma realizada durante el año pasado en el entorno de Los Arquillos. Y cómo la ciudadanía valora la intervención”.

 

REDISTRIBUCIÓN

La nueva plaza de la Memoria será posible gracias al desvío del tráfico proveniente de Mateo Moraza, que después de la primera fase de la renovación de todo el entorno va por detrás del Memorial. En ese espacio liberado entre el Memorial y Correos es donde se genera la oportunidad de construir esta nueva zona. Además, la actuación permite generar varios nuevos ejes peatonales: desde la calle Postas hasta la plaza del Machete (siguiendo por Plaza Nueva, Correos, Banco de España, Arquillos…) y un nuevo paseo accesible que desemboca en el arranque de la Cuesta de San Vicente a través de las escaleras mecánicas y el ascensor.

 

LA PLAZA

El proyecto se basa en la construcción de una nueva plaza, una especie de plataforma que resuelve la diferencia de cotas entre el propio edificio del Memorial y el de Correos. Bajo esta nueva plataforma se ubicará el gran aparcamiento de bicicletas, con 200 plazas aproximadamente.

En el lateral oeste, en el límite de la plaza, el desnivel entre esta plataforma y el itinerario peatonal se resolverá con escaleras durante un pequeño tramo. Y a la altura del edificio de aparcabicis aparecen nuevos escalones donde las personas se podrán sentar (como ocurre ahora en la nueva Cuesta de San Francisco).

En el lado Sur, una rampa dará acceso al aparcamiento.

Y en el lateral este, una jardinera de acero cortén ‘cerrará’ la plaza hacia Olaguíbel.

 

ZONAS VERDES

Desde un punto de vista arquitectónico, el arbolado se convierte en un elemento clave que permite organizar la nueva estancia. Los plátanos existentes, de calidad y que sombrean la plaza, se rodearán de nuevos bancos.  Además, sobre el nuevo aparcabicis se creará un nuevo parterre con arbustos que darán color y se construirá otro nuevo parterre con setos en el lateral Este, que aislará la plaza de la calle Olaguíbel.

 

COHERENCIA ESTÉTICA

El diseño del Departamento de Movilidad y Espacio Público mantiene el mismo lenguaje de la plaza de la Virgen Blanca y otras intervenciones realizadas en los últimos años, con suelos de granito gris en la mayoría de pavimentos. Las gradas de las escalinatas, por su parte, reproducen las de la zona de la Cuesta.

Las jardineras y bancos, de acero cortén, también son de la misma tipología que las utilizadas en la Virgen Blanca y otras actuaciones.

 

EL APARCABICIS

El nuevo aparcabicis será el más grande de la ciudad y permitirá la guarda de 200 vehículos en aparcabicis de doble altura. La infraestructura se integrará dentro de la red VGBiziz, y el acceso a la misma se realizará mediante el mismo sistema de gestión. También se va a reservar un espacio para cargo-bikes y otro para bicicletas eléctricas, dos sistemas que el Ayuntamiento impulsa especialmente. Los acabados de la nueva lonja serán vistos en hormigón.

 

EL MOBILIARIO Y LAS INSTALACIONES 

Como es habitual en estas intervenciones, el Ayuntamiento aprovechará para renovar el pavimento, las instalaciones, la red de drenaje, el riego, el alumbrado…

En ese sentido, se colocarán nuevos puntos de luz con tecnología led, una fuente ornamental, bancos estilo Vitoria, bancos corridos, barandillas y celosías.


Compartir

Dejar respuesta