Abelardo Fernández regresaba el pasado mes de enero al banquillo del Deportivo Alavés para cumplir una segunda parte que no fue buena en resultados, con 5 puntos de 33 posibles, lo que ha motivado su marcha.

Su vuelta hacía presagiar un nuevo éxito albiazul después de lo que había conseguido en su primera etapa con la salvación de la categoría en la temporada 2017-18 y la gran campaña posterior, con el récord de puntos logrados por los babazorros en toda su historia en la primera vuelta de la máxima categoría.

INICIO CON GOLEADA

Sin embargo, el inicio no fue nada bueno. El 5-0 encajado en Copa del Rey ante el Almería fue un duro golpe en los planes del asturiano.

A VECES, BUEN JUEGO SIN RESULTADOS

En LaLiga se estrenó ante el Sevilla, donde el buen juego del equipo no se tradujo en resultados; una tónica que se repitió en varias de las 11 jornadas con el “Pitu” en el banquillo.

PRIMER PUNTO

El primer punto llegó en el tercer partido liguero de Abelardo con un empate a cero ante el Getafe, que se mejoró con un triunfo ante el Real Valladolid.

Sin embargo, la capacidad defensiva que demostró el equipo albiazul en la primera etapa del asturiano no fue la misma en esta ocasión.

DOS GOLEADAS

FC Barcelona y Real Sociedad endosaron 9 goles en dos jornadas consecutivas y comenzaron unas dudas que se confirmaron con la derrota contra Osasuna, un rival directo.

MALA FORTUNA: BETIS Y CADIZ

La mala fortuna regresó ante el Real Betis. La falta de confianza y el miedo a ganar se apoderó de los albiazules ante los bélicos al tirar por tierra un 2-0 en la recta final del choque.

Las desgracias no llegaron solas y después de un sólido partido ante el Cádiz, vieron cómo los andaluces les privaban de tres puntos vitales. Fue el último punto del “Pitu”, que a pesar de rearmar al equipo ante el líder, el Atlético de Madrid, volvió a dejarse escapar otro punto al errar otra pena máxima.

SE ACABÓ

El duelo ante el Celta de Vigo fue el inicio de una muerte anunciada. 20 minutos fatales dieron al traste con el planteamiento del partido por el técnico babazorro, que veía como el rival conseguía tres goles, tras otros tres errores de los suyos.

LUCAS PEREZ

Pero no solo en lo deportivo ha tenido un mal balance el conjunto vitoriano. Por el camino ha resultado damnificada figura de Lucas Pérez, quizás el jugador con más calidad de los vascos.

Abelardo desveló los roces con el gallego y confirmó sus malas relaciones en el último duelo disputado.

Ésta y otras situaciones serán las que tendrá que resolver el próximo inquilino que llega al banquillo albiazul. Javi Calleja.


Compartir

Dejar respuesta