De cara al partido de hoy entre el Athletic y el Alavés, el entrenador bilbaíno Marcelino reconoció que hubiera preferido que el Alavés no hubiera cambiado a su entrenador antes de llegar a San Mamés.

Entre otras cosas, «todo el análisis previo se puede ver modificado» y eso provoca una «incógnita» a la que deberán «ofrecer respuestas sobre la marcha».

«Arriba son muy buen equipo y es posible que Lucas vuelva a jugar. Es físicamente poderoso en la estrategia y ahora seguro que tienen una carga psicológica importante por los malos resultados, pero a la vez ese aliciente de la llegada de un nuevo entrenador», señaló.

«Pero lo que debemos hacer es pensar en nosotros mismos, en hacer un buen partido y en estar acertados en las áreas, que es donde se deciden los partidos», concluyó.


Compartir

Dejar respuesta