misa iglesia

EFE).- El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha anunciado la suspensión desde este sábado y hasta el próximo 3 de abril del culto en todas las iglesias de la diócesis como medida para intentar frenar el avance de la pandemia del coronavirus.

Esta medida afecta a todas las iglesias de Álava, del enclave burgalés de Treviño y de la localidad vizcaína de Orduña, según ha explicado el Obispado que anuncia que a medida de que se acerca la fecha límite analizará la situación de cara a los oficios de Semana Santa.

El obispo, haciendo uso de sus derechos canónigos, aprobará y firmará un decreto de dispensa del precepto dominical para toda la diócesis ante «esta situación crítica», teniendo en cuenta «la importancia central de la eucaristía en la vida cristiana».

Además, desde este sábado los canales de difusión diocesanos en Youtube y Facebook, retransmitirán en directo durante todos estos días una misa desde la capilla del Obispado, en una hora que anunciarán.

Otra medida tomada este jueves es la de retrasar la celebración de festividades religiosas públicas, bodas y funerales. Estos últimos sí tendrán, en el momento de la despedida, sacerdote disponible para oficiar una ceremonia intima con la familia.

En todo caso, el obispo ha mostrado su deseo de mantener abiertas todas las iglesias para que los fieles puedan orar -extremando la distancia de metro y medio entre personas- y confesarse siempre que se mantengan las medidas de prevención.

Elizalde ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a «colaborar generosamente con el fin de paliar este mal cuyo principal fuerte es el contagio», por lo que llama a todos, «jóvenes y mayores, a cooperar en estas horas críticas para la sociedad» y saber que cuanto más tiempo estén en sus domicilios, «mayores serán las probabilidades de éxito para todos». EFE

 


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta