(EFE).- El portavoz de Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha recordado hoy que el Ejecutivo autonómico no tiene competencias en la organización del servicio de bomberos por lo que se ha desmarcado de lo ocurrido con el parque de bomberos de Espejo, cerrado cuando hubo un incendio en Valdegovia (Álava) donde falleció un hombre.

La madrugada de martes un hombre de 62 años falleció y su padre de 83 años resultó herido al incendiarse la vivienda en la que se encontraban en Tuesta, en el municipio de Valdegovia.

El parque de bomberos de Espejo, que está a 3 minutos de donde se produjo el incendio, estaba cerrado en el momento en el que se produjo el fuego (sobre las tres de la mañana), ya que no ofrece servicio de 24 horas, y que por ello al lugar se tuvieron que trasladar efectivos de Vitoria-Gasteiz que tardaron en llegar 40 minutos, tal y como han denunciado EH Bildu y ELA.

La central sindical ha reclamado hoy al Gobierno Vasco que retire de inmediato el proyecto de Ley de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento que, según ELA, abre la posibilidad de una privatización encubierta del servicio y «perpetúa que puedan ocurrir más casos como el sucedido ayer en Valdegovia».

Preguntado sobre este hecho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha explicado que la norma no regula nada que tenga que ver con la organización del servicio de bomberos porque el Ejecutivo no tiene competencias en esa materia y es algo que corresponde «estrictamente» al titular del parque, que es municipal o foral en Euskadi.

Ha incidido en que el proyecto se ocupa de mecanismos de coordinación entre instituciones y de homogeneizar cuestiones relativas a la formación y adiestramiento de los bomberos.

«Sobre lo ocurrido nada puede decir el Gobierno Vasco» porque, según ha recordado Erkoreka, se trata de una cuestión vinculada con la organización de un servicio de bomberos que no es de su competencia.

Además ha explicado que «difícilmente» se puede establecer una «conexión lógica» entre un suceso que tiene que ver con cuestiones organizativas y operativas con las previsiones de una ley que no entra en esos aspectos.

Erkoreka ha lamentado el hecho, ha pedido que se aclare, pero «desde la distancia de quién no tiene ninguna responsabilidad en las prestaciones de servicios en cuyas deficiencias han podido estar los orígenes de esa consecuencia». EFE



Dejar respuesta