Los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz muestran su rotundo rechazo a los ataques producidos durante la pasada madrugada en algunos de los monumentos que recuerdan a las víctimas de los hechos producidos el 3 de marzo de 1976, en los que cinco personas fueron asesinadas por la Policía Armada en el barrio gasteiztarra Zaramaga.

En concreto, los ataques se han registrado tanto en Vitoria-Gasteiz como en Alegría-Dulantzi. La Corporación considera que este no es el camino hacia la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas. Se trata de un hecho aislado, pero también supone una falta de respeto a las familias víctimas del 3 de marzo y a toda la sociedad gasteiztarra, que sufrió aquellos sucesos con mucho dolor.

Desde primera hora de la mañana, el Consistorio ha dado aviso a la contrata de limpieza y al Servicio de Cultura para devolver los monumentos a su estado original.


Compartir

Dejar respuesta