nueva economia

El presidente de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) y alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha reafirmado este miércoles en el Hotel Ercilla de Bilbao el apoyo a la Ley vasca de Administración Ambiental, que incluye la figura de los proyectos de interés público superior, y ha considerado que «es necesaria» porque algunos proyectos trascienden el ámbito local, entre ellos los energéticos.

«No es una figura nueva, ni va en contra de la autonomía municipal», ha considerado en su intervención en el «Fórum Europa. Tribuna Euskadi» ante las críticas vertidas por algunos partidos de la oposición, que opinan que vulnera esa autonomía, invade competencias municipales e impone a los ayuntamientos la planificación de sus territorios.

Urtaran ha precisado que las decisiones que adopte el Gobierno Vasco sobre la aplicación de esa figura «deben estar adecuadamente motivadas y tener en cuenta la participación de los consistorios afectados».

MERCEDES Y MICHELIN

En referencia concreta a la situación de Vitoria, Urtaran ha aludido a la crisis que afecta a la cadena de suministros y que obliga a parar las plantas vitorianas de las empresas Mercedes y Michelin, que dan trabajo en conjunto a 9.000 personas más todo el empleo auxiliar, y ha asegurado que el consistorio «colabora» con ambas compañías para que «se posicionen bien en la transición a un nuevo modelo de automoción».

Según ha dicho, el reciente cambio de director en Michelin no tendrá consecuencias en Vitoria ya que desde esa compañía han garantizado la continuidad de esta planta, al considerarla «una de las más rentables».

CARBONO

Sobre la candidatura de la capital alavesa a integrar el listado de las cien ciudades europeas neutrales en emisión de carbono, el alcalde ha asegurado que si se tiene en cuenta el proyecto presentado por encima del tamaño de la ciudad, Vitoria «tiene muchos puntos a favor».

Ha expuesto que desde 2006 hasta ahora y pese al crecimiento de la ciudad, el consumo energético de los sectores difusos -no está incluida la industria- ha descendido dos puntos y la emisión de gases de efecto invernadero ha disminuido en un 30 por ciento, y estos datos son posibles por la transición del consumo de petróleo a gas y el creciente peso en el uso de energías renovables.

Para 2030, según ha añadido, está previsto que toda la energía de los edificios municipales proceda de renovables.

MOVILIDAD

Respecto a la movilidad, también se ha fijado como objetivo que el transporte público llegue a cero emisiones y que para el próximo año el 50 % de los desplazamientos en transporte público urbano sea eléctrico.

BEI

Ha citado expresamente la reciente puesta en marcha de la línea del autobús eléctrico inteligente (BEI), que ocupa permanentemente parte de la calzada, y tras asegurar que las críticas recibidas, principalmente por la inversión, se deben a «un debate interesado» , ha expuesto que el gasto ha sido 50 millones de euros, de los que el 65 % ha sido aportado por el Gobierno Vasco, el 17,5 % por la Diputación de Álava, y el otro 17,5 % por el ayuntamiento vitoriano.

En referencia a las inversiones, ha planteado que uno de los problemas de la ciudad consiste en que la diferencia entre gastos e ingresos corrientes «es muy pequeña», lo que limita este capítulo, y ha explicado que se debe a que Vitoria ha crecido en los últimos años un 40 % en espacio urbano, pero únicamente un 10 % en población.

La expansión de la ciudad y el dotarla de servicios como alumbrado, limpieza o transporte supone unos 50 millones de euros al año, un gasto que no se corresponde con la densidad de población. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta