Un pequeño incendio en un armario de condensadores que da servicio de luz y a los compresores del supermercado de Eroski, en la calle Pío XII, alarmó ayer a clientes y trabajadores que fueron desalojados durante la intervención de los bomberos.

Aunque el armario quedó inutilizado, el fuego no afectó a las cámaras frigoríficas ni otros elementos del centro comercial. Los bomberos lo desalojaron el supermercado de clientes y personal hasta comprobar que el fuego eléctrico estaba extinguido y que no había humo ni en la zona de descarga de material ni en el supermercado.

En otro orden de cosas, también intervinieron en un conato de incendio en una empresa de poliestileno en la calle los Molinos. Localizaron el foco, que ya estaba extinguido y comprobaron que no había ningún otro.

Fue reclamada la presencia de los bomberos de Vitoria-Gasteiz por el incendio que se declaró en unos prefabricados en un colegio público de Alsasua. Cuando llegaron el incendio estaba en desarrollo, aunque confinado, pero asumieron la actuación bomberos de Alsasua.



Dejar respuesta