Vitoria desaparece del podio de mayor renta

Las medidas fiscales acordadas por el Gobierno Vasco y las diputaciones para hacer frente a la fuerte subida de la inflación tendrán un impacto de 39,6 millones de euros en la Hacienda alavesa y beneficiarán en este territorio a 210.573 contribuyentes, a 299 empresas y a 10.000 autónomos.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha dado a conocer este miércoles estas cifras tras la reunión del Consejo de Gobierno foral en la que se ha aprobado el decreto normativo en el que se recogen estas medidas, la principal, la dirigida a ajustar el Impuesto de la Renta a la subida de los precios al deflactar el 4 % el IRPF en todos sus tramos y actualizar las deducciones en ese mismo porcentaje.

González ha reconocido que estos ajustes supondrán una menor recaudación y alcanzarán los 39,6 millones de euros. Llegarán a 210.573 contribuyentes y serán 150.000 los que se beneficien de la deducción de 200 euros.

Por su parte, 299 empresas y 10.000 autónomos se beneficiarán de la exención de realizar pagos fraccionados del tercer y cuarto trimestre.

HASTA 391 EUROS

El diputado general ha defendido la necesidad de esta modificación fiscal y ha puesto varios ejemplos sobre lo que supondrá a partir del 1 de septiembre. En este sentido, ha explicado que en el caso de hacer la declaración conjunta un contribuyente con una base imponible de 26.000 euros obtendrá un beneficio fiscal de 391,54 euros y en el caso de que la base sea de 43.000 esta cantidad será de 305,3.

Cuando las declaraciones se hagan de manera individual la cuota que se percibirá será de 284,5 y de 291,6, respectivamente con ambas retribuciones anuales.

González ha insistido en que se trata de acciones que «llegan al conjunto de la población» y que buscan ayudar a las empresas más pequeñas y a las familias y a las personas a «afrontar esta situación extraordinaria».

El decreto se ha remitido a las Juntas Generales de Álava, donde tendrá que ser refrendado.



Dejar respuesta