Amenazas y acoso a una niña en Vitoria por su bolsa

Decenas de personas, muchas de ellas niños, se han juntado este jueves en Vitoria para mostrar su apoyo a la niña que a finales de agosto fue acosada por llevar una bolsa con los colores del arcoíris.

El acto ha sido convocado por el Observatorio contra la LGTBIfobia de la capital alavesa, Ikusgune, entre otros colectivos, como expresión de repulsa por estos hechos.

La niña de 12 años fue acosada por un grupo de menores por llevar dicha bolsa en el parque en el se ha celebrado esta tarde la concentración y en el que estaba entonces con unos amigos.

Esta agresión se repitió días después en el mismo parque del barrio de Zabalgana y el padre de la menor lo denunció en las redes sociales y puso los hechos en conocimiento de Ikusgune.

El padre decidió sacar esa bolsa de tela con los colores LGTBI a la calle en defensa de su hija en una iniciativa que tuvo una buena acogida entre la sociedad vitoriana ya que el articulo se agotó en poco tiempo. Partidos e instituciones han mostrado en los últimos días el apoyo a la menor y la repulsa por lo sucedido.

El acto de este jueves ha tenido un marcado carácter festivo y en él muchos niños han participado dibujando, patinando y haciendo banderas arcoíris.

Los organizadores han leído un manifiesto en el que han denunciado que hay «muchos indicadores que reflejan que las mujeres, las personas LGTBI, las personas racializadas o con diversidad funcional no pueden hacer uso del espacio público como ellas desean, que las calles no son para todas las personas».

«Las calles y los parques, el día y la noche, son nuestros y quienes estamos hoy aquí tenemos la firme determinación de defender que en nuestros barrios no cabe el odio hacia las personas LGTBI, ni hacia las mujeres, ni hacia las personas migradas ni hacia ninguna de nuestras vecinas», han añadido.

El portavoz de Ikusgune, Amets Martínez de Eredita, ha recordado que el colectivo LGTBI «está siendo golpeado en la calle» y que la mayoría de los casos no se denuncian por múltiples razones.

Tras afirmar que este colectivo «ha perdido el miedo y va conquistando espacios», ha concluido que «tan importante como las denuncias ante los juzgados y la policía es la denuncia en la calle». EFE


Compartir

6 Comentarios

  1. Lo que deben hacer es denunciarlo a la policia, localizar a los menores odiadores y que se tomen las pertinentes medidas para corregir su reprobable comportamiento. No sabemos nada de las investigaciones policiales ¿están haciendo algo?
    Por otra parte, utilizar niños para actos reivindicativos o de protesta, no me parece ético.

    • ¿Pero sólo te parece falto de ética si la reivindicación no te gusta? Lo que se reivindicaba ayer era el respeto a la diversidad, el respeto a todas las tendencias sexuales, afear el acoso, en definitiva me parece educación en valores, valores universales.

      Sería como quejarse de un acto escolar contra la violencia, los había a menudo en Euskadi en los malos tiempos, yo he participado en ellos…

      Hace un tiempo, a escasos metros de donde se celebró ayer esta concentración, hubo otra pidiendo mayor seguridad vial a raíz de un atropello, participaron decenas de niños y niñas con sus padres. A mí no me chirría, no veo componente político ni en una ni en otra.

    • Leete la constitucion. El idioma obligatorio en todo el torritorio es el castellano. El idioma que tu dices no existe. De todas las formas no se que tiene que ver ningun idioma en esta noticia. Mejor estabas callado en esta ocasion. Homofobiarik ez!!!

Dejar respuesta