La BI-625 a su paso por el municipio vizcaíno de Arrankudiaga está cortada en ambos sentidos por un desprendimiento que se ha producido sobre las seis de esta tarde por las intensas lluvias que están cayendo en las últimas horas.

Un portavoz de la Ertzaintza ha informado de que se está procediendo al desvío del tráfico por la AP-68 y que hasta el lugar se han traslado efectivos de Obras Públicas para analizar el alcance del desprendimiento y limpiar la vía.

Horas antes, a las cuatro y cuarto de la tarde, otro desprendimiento ha provocado el corte de un carril en la GI-627 en Bergara en sentido Eibar y se ha estado dando paso alternativo hasta que se ha limpiado la carretera y se ha restaurado la normalidad en el lugar. EFE


Compartir

Dejar respuesta