(EFE).- La iniciativa «Araba sin Garoña» ha acusado hoy al PP de usar la ley electoral de forma «maquiavélica» y «torticera» para promover la prohibición de la manifestación convocada este sábado en Vitoria contra la reapertura de esta central nuclear.

La Junta Electoral Provincial de Álava ha decidido en su reunión de hoy prohibir la marcha para que no interfiera en la jornada de reflexión previa a las elecciones del domingo, después de que el PP hubiera preguntado por la conveniencia de la fecha elegida para la manifestación.

En el acuerdo de la junta, al que ha tenido acceso Efe, se considera acreditado que la marcha «tiene como finalidad captar sufragios a favor de los partidos que están a favor de la no reapertura», por lo que «puede incidir o perturbar la neutralidad política» de la jornada de reflexión.

La junta señala que el futuro del Garoña es un asunto de «gran trascendencia pública» en Álava que «puede influir en el sentido del voto», especialmente cuando «es bastante notorio que algún partido político ha expuesto durante la campaña que ‘votar al PP, es votar Garoña'».

«Teniendo en cuenta esa identificación entre voto y reapertura», argumenta la junta, «se puede inferir que la convocatoria tiene como diáfana finalidad captar votos a favor de los partidos que se han manifestado contra la reapertura» de la central burgalesa.

Aunque en un primer momento el portavoz del colectivo convocante, Alberto Frías, ha anunciado su intención de recurrir esta decisión, en declaraciones posteriores a Efe ha admitido que está sopesando si «merece la pena» hacerlo, ya que estima que no hay tiempo suficiente para «sustanciar» el recurso.

La decisión que tome finalmente «Araba sin Garoña» se anunciará mañana en la rueda de prensa que había convocado previamente para hacer un nuevo llamamiento a la participación en esa marcha.

Frías, que aún no ha recibido notificación de la prohibición, ha recordado que la convocatoria de la manifestación se registró el 20 de noviembre «para dar tiempo» a que se solventaran las dudas que pudieran existir sobre su celebración en la jornada de reflexión.

Ha lamentado sin embargo que el PP haya «esperado a última hora» para cuestionar esta convocatoria, lo que en su opinión evidencia un uso «maquiavélico» y «torticero» de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Esta «maniobra» de los populares deja a los organizadores en «absoluta indefensión», ya que Frías cree que la resolución final sobre la prohibición de la marcha llegará después del sábado y «el derecho fundamental de manifestación ya no podrá recuperarse».

La marcha prevista para el sábado fue convocada el pasado 12 de noviembre por el colectivo antinuclear «Araba sin Garoña», al considerar que, aunque ya promovió otra manifestación el pasado mes de febrero, era necesario hacer una nueva movilización ciudadana ante la «situación de emergencia» actual.

Los convocantes de la manifestación, apoyada por distintos sindicatos, asociaciones ambientales, vecinales y sociales, animaron además a los ciudadanos a que el domingo acudan a votar con distintivos en los que soliciten el cierre de esta central ubicada a 40 kilómetros de Vitoria.



Dejar respuesta