Las Juntas Generales de Álava han instado al Gobierno Vasco a incrementar los controles en la inspección de los contratos de compraventa de la uva con el objetivo de «proteger a los viticultores» de Rioja Alavesa y de que «se cumpla la ley de la cadena alimentaria».

Los socios del Gobierno foral -PNV y PSE- han unido sus votos a EH Bildu y Elkarrekin Araba en el pleno celebrado en las Juntas Generales de Álava para aprobar una enmienda transaccional a la presentada por la formación abertzale en la que reclaman velar por garantizar al agricultor un precio digno por la uva.

Además, ante las inclemencias metereológicas padecidas estos días en Rioja Alavesa, se opta por que la Diputación aumente la partida económica destinada a incentivar los seguros en las viñas alavesas.

La enmienda transaccional también insta al Gobierno Vasco a analizar la posibilidad de establecer «una medida de destilación de crisis» con condiciones y primas adaptadas a Rioja Alavesa y Arabako Txakolina.

También se reconoce que los viticultores y pequeñas bodegas de la provincia son agentes económicos y sociales «imprescindibles para el desarrollo rural y para la fijación de población en la comarca».

La juntera de EH Bildu Eva López de Arroyabe ha pedido al Gobierno Vasco que vigile para que «se cumplan con la Ley» en los contratos de compraventa de uva, ya que hay bodegas que los infringen y ha expuesto, a modo de ejemplo, que el precio de la uva tinta todavía se paga «por debajo de los 0,60 céntimos».

La juntera del PNV Idoia Goiri ha destacado la apuesta de la Diputación por aumentar la cantidad destinada a los seguros agrarios de viñedos y ha explicado que «el 75 % de la superficie plantada en Álava está asegurada», lo que supone 10.000 hectáreas de las 13.000 con las que cuenta el territorio alavés.

Por su parte, el juntero del PSE Esteban Martiarena ha apelado a «proteger el coste de producción de la uva», puesto que los productores son el eslabón más débil de la cadena frente a quien comercializa el vino y ha expuesto las «grandes caídas de ventas» que ha supuesto la crisis para el sector.

El juntero de Elkarrekin Araba Domingo Valluerca también ha reivindicado un «precio digno» en la compraventa de uva que se sitúe por encima de los costes de producción para que «no se produzcan pérdidas».

Por último, el juntero del Partido Popular Borja Monje ha justificado la abstención de su grupo al tratarse de una enmienda «hueca» que «no arreglará el problema de los vinicultores» y ha criticado que PNV y PSE «se quejen del precio de la uva cuando son los que lo rigen». EFE



Dejar respuesta