Alrededor de cincuenta personas se ha concentrado este domingo en Vitoria en una protesta convocada por más de cien colectivos sociales en unas veinte ciudades españolas para exigir cambios profundos en la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como la ley mordaza, y para reclamar al Congreso la derogación de los artículos más lesivos de la actual normativa.

La concentración ha tenido lugar dos días antes de que la ponencia del Congreso encargada de la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana vuelva a reunirse para continuar con los trabajos para la reforma de la ley con el debate de los cambios mas polémicos como las devoluciones en caliente o el uso de material antidisturbios.

«Ni ley mordaza, ni mordaza maquillada» ha sido el lema de la pancarta que los asistentes han desplegado durante el acto de protesta en la plaza de la Virgen Blanca de la capital vasca.

Amnistía Internacional Euskadi, una de las organizaciones convocantes, ha denunciado que la reforma de la ley tal como la plantea el Gobierno no es suficiente y es «un maquillaje» porque «no elimina los elementos más restrictivos».

«Ni el borrador ni las enmiendas presentadas por los partidos del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos, proponen medidas garantistas para el ejercicio de derechos y libertades fundamentales como la libertad de expresión, reunión pacífica, derecho de información y derechos de personas migrantes y solicitantes de asilo», asegura Amnistía Internacional.

Ha criticado que el Congreso no quiera eliminar por ejemplo las infracciones por publicar imágenes de las fuerzas de seguridad ni establecer un mecanismo independiente de supervisión de la actuación policial.

Tampoco, ha denunciado, se contempla eliminar la disposición que da cobertura legal a las devoluciones en caliente ni prohibir de manera explícita el uso de pelotas de goma por parte de los cuerpos policiales. EFE



Dejar respuesta