logo bosch vitoria
Wikimedia Commons

(EFE).- El presidente del comité de empresa de la factoría que la multinacional Bosch tiene en Vitoria, Jesús Manuel Martínez, ha advertido esta semana del riesgo de que un fondo de inversión «sin marca propia» y no un grupo industrial sea finalmente el comprador de la factoría, que está en venta desde hace 9 meses.

Martínez ha expresado este temor de la plantilla tras reunirse hoy con los grupos políticos de la Cámara autonómica, a los que ha pedido su apoyo y mediación con la dirección de la empresa con el fin de que se garantice el futuro de la planta.

Unos encuentros en los que han obtenido el compromiso de que transmitirán a la multinacional «la necesidad de buscar unas garantías complementarias de cara al futuro de un nuevo proyecto industrial», ha referido el presidente del comité.

Además, van a pedir al Departamento vaso de Desarrollo Económico que «redoble sus esfuerzos para posibilitar una mediación», ha agregado.

Martínez ha insistido en la necesidad de que se apliquen esas garantías «que aseguren la consolidación del nuevo proyecto industrial durante, al menos, 5 años», lo que permitiría mantener los 250 puestos de trabajo de la factoría.

«Es necesario que las garantías ofrecidas no queden sin efecto por la aplicación de posibles EREs de suspensión», ha añadido, sin descartar nuevas movilizaciones en las próximas semanas.

El presidente del comité ha lamentado el «bloqueo» de la negociación con la dirección de la empresa, ya que sólo se ha ofrecido «un acuerdo a tres años, pero que si hay falta de trabajo acabaría en EREs temporales».

La sensación de que el posible comprador no pueda asumir la carga de trabajo es una de las inquietudes de los sindicalistas, a los que se les ha trasladado que «hay muchos interesados» pero desconocen si se ha hecho una oferta firme, «y se empieza a hablar ya de fondos de inversión cuando en un principio eran grupos industriales», ha alertado Martínez.

«Un fondo de inversión, sin una marca detrás, nos aboca a una duración muy corta», ha analizado.

Además del encuentro con los grupos del Parlamento Vasco, los sindicatos de la planta de Bosch Vitoria se han reunido con los partidos de las Juntas Generales de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria para pedir el apoyo a sus demandas. EFE



Dejar respuesta