En la segunda jornada del Debate sobre el estado de la ciudad, la portavoz del PP de Vitoria, Leticia Comerón, ha censurado el discurso “triunfalista” y de “complacencia” de Gorka Urtaran ayer. Ha considerado que el alcalde disfrazó “los mismos proyectos de siempre, sus incumplimientos, como grandes novedades”.

 

Para Comerón, la actitud de Urtaran contrasta con una mayoría de vitorianos y sectores, comerciantes, hosteleros, autónomos, usuarios de piscinas y autobuses, la plantilla municipal… “enfadados por su incapacidad de gestión y falta de liderazgo y por el futuro de la ciudad”. La portavoz popular ha opinado que el discurso del alcalde “es disonante con la realidad” y ha enfatizado que “hay que estar en la calle y hablar con los vitorianos”.

 

Ha advertido que “ya no valen esas viejas recetas, de contar proyectos incumplidos, vender acuerdos que no tiene”. Porque “en plena crisis económica y sanitaria, la gente exige más, los vitorianos están exigiendo líderes, personas que se adelanten a los problemas, que adopten medidas audaces y no un delegado de Gobierno Vasco, alguien que se cruza de brazos, negando la realidad y complicando el problema aún más”.

 

“Lo que piden los vitorianos son verdaderos líderes que lleven a Vitoria a una situación mejor. Y los vitorianos consideran que usted no está a la altura. No se puede seguir así, a rebufo de Gobierno Vasco, hay que tomar las riendas la ciudad.”, ha expresado. Y por ello le ha pedido “que escuche”, que ponga “a Vitoria por encima de todo”, que gestione con “rigor económico” y que tenga en cuenta al resto de partidos en el Consistorio.

 

“Por Vitoria, siempre”

 

La líder del PP ha mostrado su comprensión y empatía con todas las familias que lo están pasando tan mal en este momento y ha reiterado que “el Ayuntamiento tiene que ser parte de la solución y no un problema añadido”. En este sentido, ha puesto de manifiesto la “responsabilidad” del Partido Popular quien seguirá poniendo sobre la mesa “acuerdos beneficiosos para la ciudad”, “trabajando siempre por Vitoria y por los vitorianos”.

 

Ha recordado cómo desde el principio el PP se ofreció a un Pacto Económico por Vitoria y el Gobierno de PNV y PSE tardó más de 2 meses en aceptar la propuesta de crear un foro de trabajo. A pesar de la tardanza, se ha mostrado satisfecha por haberlo conseguido. Ha reconocido el “mal sabor de boca” que le dejan anteriores acuerdos con Urtaran y el PNV “pero somos conscientes de que la situación actual no tiene precedentes y por eso vamos a estar a la altura”. Por ello ha avanzado que en el PP “seremos generosos con su grupo para ser generosos con la ciudad”.

 

“No nos tiene que dar lecciones, nosotros siempre hemos defendido a Vitoria. Hemos trabajado por Vitoria siempre. Hemos puesto a Vitoria por encima de todo siempre. Vitoria es nuestra ideología y nuestra razón de ser. Somos partido de gobierno, hemos gestionado muchas crisis, y por ello estamos dispuestos a arrimar el hombro por la ciudad”. Pero para ello le ha reclamado “un giro de 180 grados a su forma de gobernar”, que “aprenda a acordar y no actúe como si aquí no está pasando lo que está pasando”.

 

“A rebufo, tarde y mal en esta crisis”

 

Respecto a cómo ha gestionado la crisis este alcalde, Leticia Comerón ha reconocido que “ningún gobierno hace todo bien ni todo mal” y que “esta crisis ha sido difícil de gestionar”, pero ha remarcado que “la comparativa con otros alcaldes debería sonrojarle”, ya que él “siempre ha ido a rebufo, tarde y mal”.

 

Ha considerado que Urtaran “no ha estado a la altura” de lo que demandaba la ciudad y que “no se le ha visto a pie de calle, escuchando”. Como ejemplos, respecto a la limpieza, ha recordado que mientras otras ciudades hicieron pronto limpiezas especiales, “aquí no solo no pidió ayuda a la UME, sino que tardó semanas en actuar”. Y cuando se permitió salir a los niños a la calle, otras ciudades se prepararon y “aquí nada”.

 

Mientras otras ciudades han hecho “reparto de mascarillas entre la población”, “aquí nada”. Otros han hecho “test masivos”, “y aquí tampoco, ni a personal propio”. Mientras otras ciudades han ajustado fechas de eventos, “en Vitoria nada”, incluso para muchos colectivos ha sido “imposible” acceder a este Gobierno. Mientras otras ciudades han trabajado planes turísticos adaptados, “aquí se da la espalda a un sector muy dañado”.

 

Respecto a la ampliación de terrazas, Comerón cree que fue “un caos” y “ha habido más multas que apoyo”. En cuanto a la apertura de distintos servicios, “aquí siempre se ha actuado tarde y de forma más restrictiva”, como las bibliotecas, las piscinas o el Teatro Principal, el último teatro vasco en abrir.

 

Por todo ello, son muchos los vitorianos “enfadados” y las críticas a este alcalde por su incapacidad en la gestión y falta de liderazgo. Ha puesto como ejemplos el sector cultural, los usuarios de Tuvisa y los de las piscinas, el ERTE de Tuvisa que los juzgados tumbaron, el haber eliminado las ayudas a la rehabilitación y que Vitoria sea morosa con miles de vitorianos, las talas indiscriminadas de cientos de arboles, utilizar Gardelegi como basurero de las chapuzas de Gobierno Vasco, el haber ocultado el número de fallecidos en Vitoria y todos los bandazos con las Fiestas, lo ultimo el chupinazo oculto.

 

Ha censurado que “las medidas económicas brillen por su ausencia”. Mientras otras ciudades han adoptado rebajas fiscales para sectores más castigados, aquí no quieren hablar de ello y mientras otras ciudades han acordado ayudas directas, aquí nada.

 

Y ello con “datos espeluznantes” mientras miles de vitorianos están en ERTE, autónomos y negocios a punto de echar la persiana, Álava tiene más de 5 mil parados nuevos, la mitad de las empresas alavesas han perdido al menos la mitad de facturación, el comercio prevé perdidas millonarias de facturación, la caída del PIB vasco se prevé en un 8,7 este año. “Esa es la realidad que nos preocupa al PP”, ha remarcado.

 

“Vitoria ha perdido oportunidades y calidad de vida todos estos años”

 

En un contexto de “cambio de ciclo” económico ha recordado cómo veníamos de años de bonanza y, sin embargo, “Urtaran ha sido el alcalde que menos ha invertido en esta ciudad, el que menos ha hecho”. A pesar de contar con más dinero estos años atrás, “lo destinaba a más gasto corriente gastando por encima de sus posibilidades”, como el año pasado que gastó más de 11 millones de euros por encima de lo permitido por Ley.

 

Por todo, “Vitoria ha perdido muchas oportunidades y calidad de vida todos estos años”.  Respecto a la atención a personas mayores, hace 5 años hablaba Urtaran de los mismos proyectos que repite hoy, el Centro de mayores de San Martín y el de Judizmendi y el Centro de Día del Renacimiento “y 5 años después todavía ninguno está operativo”.

 

En cuanto a la “okupación”, le ha dicho a Urtaran que él “levante la bandera antiokupa no es creíble con su actitud”, ya que “tiene el proyecto de derribo de Errekaleor metido en un cajón desde hace 3 años” y “en Olarizu ha alargado el problema ocultando sentencias judiciales contrarias y sin tramitar las acciones legales” necesarias.

 

También le ha reprochado que lleve 5 años incumpliendo el Plan de gestión del arbolado “talando árboles de forma indiscriminada en la ciudad”. También ha criticado que en Coronación “no se van a poder cumplir los objetivos y la subvención europea peligra”, que de su supuesto Plan para el Centro, “tenga todo parado”, que tenga a todas las asociaciones de sostenibilidad y movilidad “en contra” o que siga adelante con el proyecto más insostenible, el BEI, por empeñarse en cambiar la línea 2 con un autobús de mas de 60 millones que elimina aparcamientos, tala cientos de árboles y que no es sostenible ni medioambiental ni económicamente.

 

 


Compartir

Dejar respuesta