La cochinada que ven los visitantes al llegar a Vitoria
buzón ciudadano

La fotografía superior viene acompañada de una crítica ciudadana. Una cochinada. Seguimos dando voz en Vitoria. Y no es históricamente el único caso. Ya ocurría con la estación de tren o con la gasolinera Goya  o con el Casco Medieval. Le toca el turno a la estación de bus.

«Partiendo de la base de que no veo lógica la suciedad en ningún sitio de la ciudad… Tener como un estercolero la zona del parque infantil que hay en la estación de autobuses es deplorable, para:

  • la salud de los pequeños
  • para la imagen de los viajeros que llegan a la ciudad
  • para el bienestar de los vecinos de la zona que utilizan ese espacio.

¿De quién fue la brillante idea de poner plantas con pinchos que hacen peligrosa la zona para los pequeños y que acaban impidiendo la correcta limpieza de la misma?

Menos propaganda y más actuación, que es una asquerosidad. 

Por favor, limpien la zona y cambien la vegetación o pongan alguna barrera para salvaguardar la integridad de niños que no merecen jugar» así, concluye en el Buzón.



6 Comentarios

  1. Los humanos y humanas producimos mierda, tanto los primermundistas como los tercermundistas. Esta presente en las calles de la greencapital y tambien en las sendas del bosque de Armentia. La he disfrutado tanto en los Carpatos como en la Patagonia. Por lo visto está tambien en todos los mares. Vayas donde vayas, la mierda lo cubre todo. Osea, que el remedio no son gilicampañas de limpieza, sino un meterorito como el que aniquilo a los dinosaurios.

  2. La limpieza en Vitoria es una asquerosidad, los que dirigen la limpieza son presuntos gentuza que deberían estar en la cola del paro.
    El alcalde debería moverse por los barrios, si no semueve, nó se entera de náda, sí, hay limpieza péro en c/ Dato, postas, y poco más, si no saben hacer su trabajo marchense a tomar por donde se rompen los cestos.

  3. Sucia, llena de excrementos de palomas por todos los sitios ( aceras, edificios, plazas, parques infantiles…) hierbas sin limpiar, arboles tipo «selva», oscuridad, pintadas….basura y suciedad es lo que destaca en Vitoria. La LIMPIEZA es nula, el alcalde debería tomar cartas en este asunto, porque está que da pena, menuda imagen que se llevan los turistas…..

  4. Lo de los grafitis por doquier y estado de contenedores es de pesadilla.
    Si eres un artista y haces un bonito mural contribuyes a embellecer la ciudad.
    Pero si eres un pintamonas sin más que tienes otras virtudes, pero eres un negado para las bellas artes, pinta tu casa o la de tu madre con tus «ocurrencias» y evitanos al resto tener que sufrir la fealdad y toxicidad visual urbana.
    En la parada del tranvía de Angulema se encuentran una fila de contenedores a cada cual más deteriorado y sucio. El de restos orgánicos, aparte de colocar uno de un tamaño totalmente desproporcionado, es vomitivo.
    Una imagen que dejará perplejos a los incautos que caen en la quimera de la ciudad verde.
    Nos creemos que somos una ciudad avanzada. Pero yo a Celedón lo veo, a no mucho tardar, bajando con una saco de basura y un cepillo de barrendero.
    Somos aún muy primitivos y estamos sin civilizar. Aunque nos cueste reconocerlo.

Dejar respuesta