ibermática

Cientos de trabajadores de Ibermática han participado este jueves en movilizaciones en las tres capitales vascas con motivo del tercer día de huelga convocado por los comités de empresa para denunciar el bloqueo de la negociación del convenio, que ha sido secundado «masivamente» por la plantilla, según ELA.

Este sindicato, mayoritario en el comité de Gipuzkoa, en cuya capital se ubica la matriz de esta empresa de consultoría y servicios informáticos, ha calificado así, en un comunicado, el seguimiento que está teniendo el paro en las plantillas de los centros de San Sebastián, Elgoibar, Zamudio (Bizkaia) y Álava.

El seguimiento de la huelga entre los empleados que prestan servicios en grandes clientes como «Eroski, el Gobierno Vasco o el Departamento de Seguridad ha sido cercano al 100 % y en Iberdrola, de un 60 %», mientras en otros «menores» ha sido «completo o muy alto», ha precisado ELA.

En San Sebastián, trabajadores en huelga han permanecido dos horas concentrados ante la sede de Ibermática en Miramón, tras lo cual han protestado con una caravana de coches y una manifestación, que han finalizado en el Boulevard y en la que portaban pancartas con los lemas «Beneficios récord ¿para quién? Por un futuro en Ibermática. Exigimos un convenio justo».

Similares movilizaciones se han llevado a cabo por la mañana ante el centro de Zamudio y a mediodía en Bilbao, así como en Vitoria, donde los huelguistas se han concentrado ante la sede del Parlamento y han hecho una «kalejira» hasta la Diputación alavesa y el Ayuntamiento vitoriano.

El llamamiento a la huelga y las protestas partía también de LAB, CCOO y UGT, el resto de sindicatos con representación en los distintos centros que tiene Ibermática en Euskadi, y también en Madrid y Barcelona.

ELA ha indicado que en «los contactos» que ha mantenido con la dirección de Ibermática en «los últimos días» aprecia que «no tiene intención de acercar posturas», al proponer condiciones laborales «cada vez más regresivas» que, a su juicio, conducen a la plantilla a «la pérdida de poder adquisitivo».

Ha recordado que a este «bloqueo» en la negociación del convenio tras más de un año de negociaciones, se suma «la incertidumbre por la futura venta del 100 % de la empresa a Ayesa»,

Tras las anteriores huelgas del 3 y 8 de noviembre, y la de hoy, los sindicatos tienen previsto convocar asambleas en los diferentes centros para «decidir las próximas movilizaciones».

La compañía de consultoría especializada en las TIC que opera en una decena de países tienen unos 4.750 empleados, de los que unos 1.800 están en Euskadi. EFE



2 Comentarios

  1. Es lo que tiene el libremercado, que las empresas se compran y se venden como si fueran sacos de patatas. Y en el saco no entran los empleados sino los clientes.

    • Estoy convencido que muchas de las cosas que se contratan a clientes como el gobierno vasco o el departamento de seguridad se podrían hacer internamente con gente propia, pagando sueldos más justos…..pero es lo que tiene los partidos de derechas, que prefieren meter todo el dinero público en el mercado …. de sus amiguitos ….. y al final tiran los sueldos para sacar grandes beneficios del dinero público. Razonamiento muy básico, perdonen porque no soy un guru de la economia.

Dejar respuesta