web Etxebarri

El cocinero Bittor Arginzoniz, del Asador Etxebarri, ha sido distinguido este lunes como Embajador de la Sal del Valle Salado de Añana, un título que comparte con Andoni Luis Aduriz, Eneko Atxa, Martín Berasategui, Juan Roca y Pedro Subijana, entre otros chefs ilustres.

En un acto celebrado en las salinas alavesas de Añana, Arginzoniz ha recogido la primera sal de cosecha de 2024, que arranca ahora y se cerrará en septiembre. Se prevé producir de forma artesanal un total de 25 toneladas de flor de sal y otras 150 toneladas de sal de manantial, según ha informado la Diputación Foral en una nota.

El cocinero de Axpe, que lidera el segundo mejor restaurante del mundo -conocido por su sistema de parrillas de altura variable-, ha destacado la importancia de la sal artesanal en la alta gastronomía y el valor que agrega a los platos al realzar sus sabores naturales.

«Desde hoy, nuestra sal de Añana va a encontrar otro referente en la gastronomía y en la alimentación de Euskadi: Bittor Arginzoniz la utilizará, hablará de ella y divulgará sus virtudes en su asador», ha felicitado la consejera de Alimentación, Desarrollo Rural, Agricultura y Pesca, Amaia Barredo.

Por su parte, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha valorado que Añana es «la salina en activo más antigua del mundo» y ha considerado que la sal que se produce en ella «es un patrimonio de todos los alaveses y uno de los mayores tesoros patrimoniales de Euskadi».

El director gerente de la Fundación Valle Salado de Añana, Pablo de Oraá, ha avanzado que pese a las lluvias de mayo y junio la cosecha arranca «con grandes expectativas». «Este año prevemos una cosecha excepcional, siempre y cuando las condiciones de sol y viento sean favorables», ha apuntado. EFE



Dejar respuesta