EH Bildu ha confirmado este martes el apoyo de sus cinco diputados al proyecto presupuestario de 2023, que suma así los 174 votos que garantizan su aprobación en el Congreso por mayoría simple para su paso al Senado.

No así en Euskadi, que ha dado por terminadas las negociaciones.

MADRID

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha explicado en rueda de prensa que el acuerdo cerrado con el Gobierno incluye extender a diciembre de 2023 la limitación en la subida de los alquileres y el aumento de las pensiones no contributivas.

Con el apoyo de EH Bildu, los Presupuestos tienen ya 174 votos asegurados: PSOE (120), Unidas Podemos (33), PNV (6), EH Bildu (5), PDeCAT (4), Coalición Canaria (2), Más País (2), Compromís (1) y PRC (1).

Estos 174 votos garantizan la aprobación de las cuentas, que solo necesitan mayoría simple (más síes que noes), ya que el escaño del diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez continúa vacío y BNG ha anunciado su abstención. Aún así, todo apunta a que la negociación con ERC (13) también concluirá con su apoyo.

LÍMITE PARA EL ALQUILER Y SUBIDA DE PENSIONES CONTRIBUTIVAS

Aizpurua ha explicado que una de las medidas recogidas en el acuerdo prevé prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2023 la limitación de la subida del alquiler al 2 %, que se incorporará al real decreto ley para paliar los efectos de la guerra en Ucrania que se aprobará a final de año.

Asimismo, también se incluirá en ese real decreto la prórroga hasta el cierre de 2023 del aumento del 15 % de las pensiones no contributivas, que según la diputada supone mantener una subida media de 70 euros mensuales para este colectivo.

Entre las medidas presupuestarias del acuerdo, figura una dotación de 12 millones adicionales para los afectados por la Talidomida, 2 millones para sumar 200 plazas MIR adicionales o varios proyectos de transición ecológica, como el plan de recuperación del embalse de Ibiur o la creación de la planta de tratamiento de biorresiduo de Asparrena (Álava).

También se ha acordado dotar la creación del Memorial de las Víctimas del 3 de marzo o excavar el monte Irulegi, la digitalización de las radios en euskera, la promoción del circo en euskera o la investigación de la energía marina en la Universidad del País Vasco.

Se ha pactado asimismo transferir la competencia de tráfico a Navarra antes del 31 de marzo de 2023.

Por otra parte, la diputada ha anunciado que en la jornada de este miércoles se darán detalles sobre un segundo paquete de inversiones que han acordado con el Ejecutivo y que «irán destinadas a mejorar la vida en pueblos y ciudades» del País Vasco.

Aizpurua ha remarcado que se trata de un «buen acuerdo» que beneficia a «vascos y vascas y también a las clases populares y trabajadoras del Estado», además de que «mejora la vida de la ciudadanía y logra avances sociales y económicos» en beneficio de la gente, aunque ha dejado claro que seguirán trabajando para alcanzar las asignaturas pendientes antes de que acabe la legislatura.

EUSKADI:

EH Bildu da por cerrada la negociación y presentará enmienda a la totalidad

EH Bildu ha dado por cerrada la negociación presupuestaria con el Gobierno Vasco, en el que no ha visto «ninguna intención de acercarse» a la coalición para llegar a un acuerdo y presentará una enmienda a la totalidad a las cuentas para 2023 en el Parlamento Vasco.

Una delegación de la coalición abertzale se ha reunido hoy por tercera vez con el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, dentro de su ronda con los partidos de la oposición, salvo Vox, para tratar de recabar apoyos para las cuentas de 2023, aunque no los necesita porque los grupos que lo sustentan (PNV y PSE) tienen mayoría parlamentaria.

Tras la reunión con el consejero, que apenas ha durado media hora, la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha anunciado la intención de su grupo de poner fin las conversaciones. «No hemos visto una verdadera vocación negociadora y no vamos a hacer un ejercicio de escenificación», ha señalado.

«El Gobierno Vasco no ha respondido a ninguna de las propuestas de EH Bildu» en cuestiones «inaplazables» como la mejora de Osakidetza, la emancipación juvenil, los precios del alquiler y de la energía y la fiscalidad, ámbito este último en que EH Bildu hacía una petición «sencilla: abrir el debate» con los agentes e instituciones implicadas.

Ha lamentado de nuevo que Azpiazu no les llamara para hablar de las cuentas antes de aprobarlas en el Consejo de Gobierno ,a pesar de que EH Bildu es el actual socio presupuestario del Gobierno Vasco y como sí «ocurre en otras instituciones».

Además, la cantidad que se les ofrecía para llegar a un acuerdo (54 millones) era un tercio del dinero recogido en el pacto del año pasado, algo que «dejaba claro cuál era ánimo del Gobierno». Si el consejero «se hubiera acercado mínimamente» a los planteamientos de la coalición abertzale esta se hubiera «dejado la piel» para llegar a un acuerdo como ha hecho otras veces.

Tampoco ha gustado a la coalición abertzale la propuesta que Azpiazu hizo a PP+Cs en materia educativa para tratar de recabar su apoyo y que generó gran malestar en EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU, firmantes del pacto educativo. Iriarte ha achacado esa oferta a la «no comunicación» que hay entre los distintos departamentos del Gobierno.

En estas circunstancias, ha continuado la portavoz abertzale, hubiera sido como «estirar un chicle que no va a buen puerto» y hubiera supuesto «no ser leal con la ciudadanía». Por ello EH Bildu ha dado por cerrada las negociaciones y ha anunciado su intención de pedir en el Parlamento la devolución de las cuentas.

Por su parte, el Departamento de Economía y Hacienda ha explicado tras la reunión que la propuesta que hizo a EH Bildu «incidía en la medida de lo posible -económica y competencialmente- en los ámbitos troncales de interés» para la coalición abertzale y ha constatado que en esta ocasión «no ha habido margen» para llegar a un acuerdo. EFE



Dejar respuesta