El Observatorio contra la LGBTI-fobia de Vitoria -Ikusgune- registró el año pasado 28 incidencias, 12 más que en 2023, de las que 17 tuvieron un componente de homofobia, 6 de transfobia, 3 de LGTBI-fobia, 1 de lesfobia y 1 de enebefobia (rechazo a las personas no binarias).

La concejala de Igualdad, Ana López de Uralde y el coordinador de Ikusgune, Amets Martínez de Heredita, han presentado este martes el informe correspondiente al año pasado con datos recopilados por teléfono, por correo electrónico y de forma presencial en la sede del Observatorio.

El informe señala que «no se puede afirmar que haya un aumento de violencias», sino «un mayor conocimiento de las mismas», lo que hace que el colectivo LGTBI+ esté «cada vez más concienciado con la necesidad de realizar la denuncia, ya sea esta policial o pública».

De hecho, el documento defiende que «Vitoria es cada vez un municipio más amable para las personas LGTBI+ por el compromiso en la defensa de sus derechos» y que cuenta con «un clima que fomenta la sensación de seguridad» del colectivo «al tiempo que impulsa su empoderamiento».

Ikusgune vincula la prevalencia de las denuncias por homofobia con «la invisibilidad del colectivo de lesbianas, de sus violencias, y de las personas no binarias, que ni siquiera tienen reconocida su existencia en la legislación».

Del total de incidencias registradas por este observatorio el año pasado, las discriminaciones fueron las más frecuentes (10), seguidas de los discursos de odio y las ofensas (8, en cada caso) y de las agresiones físicas (2).

Un total de 7 incidencias se produjeron en un espacio público, 6 en el propio domicilio, 5 en el lugar de trabajo y 3 en el centro educativo. También hubo episodios de este estilo en ámbitos como las redes sociales (1), el transporte (1), el deporte (1) y la familia o el entorno (1). EFE



9 Comentarios

  1. Molaria saber a que llama esta gente «fobias». Y luego, dentro de los casos que la gente normal entendería como fobia, ver el perfil del acusado.

  2. Este colectivo no acepta que otras personas pensemos diferente (siempre con respeto por supuesto). Si no les das la razón en absolutamente todo les parece un escándalo y te acusan de LGTBIfobia. Actúan de manera intransigente.
    Hablo de pensar diferente no de agredir ni faltar el respeto. El respeto siempre por delante

  3. Como cuando un hombre va vestido de hombre, con barba, nombre masculino… se ofende porque se siente mujer y tú te diriges a él en masculino.

  4. Lo bueno de los binarios, trans o lo que sea es que van a mejorar las marcas en todas las disciplinas athléticas….Incluso cabe la posibilidad de que si Noah Lyles campeón mundial de los 100 metros lisos nos dice que ahora se siente mujer…..podrían incluso superarar las marcas de los hombres. Se avecina un futuro apasionante en el deporte femenino…

  5. El choque de culturas va a ser entretenido y encima luego está gente apoya a los welcomers…va a ser muy entretenido

Dejar respuesta