Los inmigrantes

El Ejecutivo autonómico desarrollará hasta 2025 el VI Plan Intercultural de Ciudadanía, Inmigración y Asilo, en el que se recogen 103 acciones con una inversión de 35,7 millones de euros durante los cuatro años de vigencia del programa, que servirán para apuntalar el «modelo vasco de gestión de la diversidad»

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazal, ha presentado este plan que ratifica las líneas estratégicas impulsadas en anteriores iniciativas y avanza las que se van a seguir en estos años para garantizar un «marco de coherencia» en las políticas de migración y asilo teniendo en cuenta los cambios que se han producido en esta materia desde el año 2018, fecha en la que se redactó el anterior documento.

En este sentido, se ha referido a la migración en tránsito, que ha marcado un «antes y un después» y que ha obligado a instituciones y a asociaciones a atender «necesidades muy urgentes».

INCREMENTO DE MENORES

Al mismo tiempo, ha recordado que se ha incrementado el número de personas que solicitan asilo y refugio, así como la llegada de menores que viajan solos desde sus países de origen sin una red familiar de protección.

MENSAJES DE ODIO

Artolazabal ha señalado que a todo ello se suma la pandemia, que ha acrecentado también las necesidades de las personas migrantes, al tiempo que ha alertado de los «mensajes xenófobos y discursos cargados de un odio gratuito» que, a su juicio, están «auspiciados por partidos y afines mediáticos de la derecha más recalcitrante».

Por todo ello, ha argumentado la necesidad de aprobar este nuevo plan, que tiene como objetivo guiar los trabajos hacia la construcción de un «modelo vasco de gestión de la diversidad» sustentado en la interculturalidad y en los principios de igualdad de trato y no discriminación.

Este plan, con el que la consejera asegura que «se sientan las bases para la construcción de la sociedad vasca del futuro», incluye 103 acciones enfocadas desde las perspectivas de género, derechos humanos e idioma, que supondrán una inversión de 35,7 millones hasta 2025.

Su objetivo es dar respuesta a los «grandes retos» en los que trabaja el departamento, entre los que ha citado la adhesión de los municipios al Pacto Social Vasco para la Inmigración, la estrategia Euskarri para menores y jóvenes migrantes sin acompañamiento familiar, y la realidad social de las mujeres de origen extranjero.

MODELO VASCO DE ACOGIDA

Las acciones de este plan se enlazan con la propuesta Share elaborada por el Gobierno Vasco y que propugna una distribución equilibrada en la respuesta al reto migratorio. En esta línea, entre las medidas contempladas se recoge una prueba piloto para la implementación de un «modelo vasco de acogida», que se pondrá en marcha en 2023.

También se contempla el apoyo económico para la asistencia jurídica de solicitantes de refugio y asilo, y mantener y ampliar si es preciso los recursos habitacionales para los migrantes en tránsito, entre otras iniciativas.

En cuanto al apoyo a menores migrantes que llegan solos, el plan incluye un programa piloto de acompañamiento a estos niños y adolescentes enfocado a mejorar su autonomía y que incide en las necesidades habitacionales, de manutención, apoyo social y comunitario.

La ayuda a mujeres de origen extranjero también se contempla en este plan en distintos ámbitos, uno de ellos el laboral, con cursos de formación online para trabajadoras de los cuidados y del hogar.

Por otro lado, la consejera ha recordado que nada de esto sería posible sin una coordinación y sincronización de los diferentes agentes involucrados en el ámbito de la convivencia intercultural, y que ayuntamientos y diputaciones juegan un papel fundamental en este plan, cada uno desde sus competencias.

El plan se está pasando a una versión de «lectura fácil» para que sea accesible también para el colectivo de ciudadanos migrantes. EFE

Las solicitudes de asilo en Euskadi caen un 44 %

Las solicitudes de asilo en Euskadi cayeron en 2021 un 44,1 por ciento, al pasar de 3.085 en 2020 a 1.724 el pasado año.

Un total de 879 de estos trámites se realizaron en Bizkaia, seguida en número por Gipuzkoa con 549 y Álava con 296.

La organización ZEHAR-Errefuxiatuekin ha presentado este miércoles algunos de estos datos de asilo, y su directora, Arantza Chacón, ha señalado que está medida se debe en gran medida al cierre de fronteras internacionales derivado de la situación COVID.

La caída ha sido general en todo el Estado español, que registró en su conjunto un 26 % menos, pasando de las 88.762 solicitudes en 2020, a 65.404 en 2021. Fueron más hombres (64 %) que mujeres los que solicitaron asilo.

Por su parte, en el año 2020 la mayoría de las personas que pidieron asilo procedieron de El Salvador, Honduras y Perú, mientras que en 2021 han predominado personas de Marruecos, Mali y Senegal.

“Esto implica que las personas que están llegando lo hacen en gran medida por mar o rutas terrestres cada vez más peligrosas”, ha concluido la directora de la organización. EFE



12 Comentarios

  1. «ha alertado de los «mensajes xenófobos y discursos cargados de un odio gratuito» que, a su juicio, están «auspiciados por partidos y afines mediáticos de la derecha más recalcitrante»

    Tranquila, el árbitro ya reflejó los mensajes de odio en mendizorroza y la LFP actuará en consecuencia.

    Hechos, sin tanto discurso vacío.

    https://nortexpres.com/espanoles-hijos-de-puta-insultan-en-vitoria

    En otro orden de cosas ¿que tal va el plan para que los vascos tengan más hijos, o simplemente los tengan o simplemente se lo planteen, o más simplemente aún, se lo puedan plantear?

  2. Es loable e incluso a veces justo que un Gobierno o Administración pueda acoger menores de otros países en situación extrema que padecen persecución o guerra, léase Siria, Sáhara o Chernobil. Pero es un profundamente injusto y denunciable que una Comunidad Autónoma de tres provincias, pretenda acoger menores procedentes de países que no están en guerra ( Marruecos,Argelia y algunos países subsaharianos), y que no tenga un plan para ellos una vez cumplidos los 18 años, arrojándolos a las calles y generando alarma social debido a su nulo arraigo, desprotección e inserción académica o laboral. Cargar sobre los contribuyentes decenas de millones de euros, con escasa o nula eficacia, habida cuenta que cientos de vascos/as tienen que emigrar anualmente a otros países, es simplemente un ejercicio de endofobia extrema y usurpación social. Ni siquiera se plantean que en otras Comunidades Autónomas españolas la ratio de acogida es más baja y podrían asumir esta responsabilidad pese a tener menos recursos económicos. Creo que una mayoría social no avala estas políticas.

  3. Dejémonos de hipocresía y demagogia. Los políticos se amparan acusando de xenófobos a quienes critican su pésima gestión. La gente, no critica a los que llegan, sino a quienes los traen a costa y contra la voluntad y opinión de quienes les han puesto en sus cargos para actuar según les indican sus votantes. Se nombran a sí mismo salvadores del mundo, pero no se dan cuenta de que aquí hay mucha gente que está tan necesitada o más que los que ellos traen, y están pagando impuestos para que los llegados vivan sin trabajar, mejor que esos que pagan los impuestos, trabajando. Les critican, porque una vez que los instalan aquí, se olvidan de ellos y solo hacen que los controlan cuando llevan largo tiempo dando problemas. XENOFOBIA: «aversión a lo extranjero o a los extranjeros». La gran mayoría, no rechaza a los extranjeros, sino a la imposibilidad de acoger a todos los que llegan, en parte por culpa del efecto llamada que causan estos políticos. No somos Dubái, Catar, Arabia Saudí… ¿Por qué los emigrantes no van a estos paises, a China, Japón…? Porque les llamamos con nuestro escaso dinero fácil, aún a costa de empobrecernos tanto o más que ellos. Somos un país pobre que se empeña en solucionar los problemas del resto de paises pobres.

  4. …«modelo vasco de gestión de la diversidad». No sé hasta cuando van a seguir «gestionando la diversidad» , no sé en que consiste el modelo vasco pero si sé que es una cuestión de dinero el poder ofrecer acogida y asilo a inmigrantes desfavorecidos y necesitados.Estoy de acuerdo en contribuir con mis impuestos y ser solidario, de hecho el 0,7% de mi sueldo va destinado a una plataforma del Gobierno vasco para ayudas varias pero NO podemos salvar el mundo, a ver si lo tenemos claro. La inmigración es un problema de difícil solución y que hay que acotar de alguna manera . Acoger a menores no sé si es una solución o es añadir un problema. No lo sé.

Dejar respuesta