eta dispersión zulo

La Casa de la Dehesa de Vitoria ha aparecido esta mañana con pintadas en apoyo de el preso de ETA Patxi Ruiz que está en «huelga de sed y hambre» como recuerda una de las leyendas que han escrito los vándalos.

En uno de los laterales de este edificio ubicado en Olarizu, que es el centro de visitantes del Jardín Botánico de Vitoria, se han escrito varias pintadas en euskera como «el pueblo no perdonará» y «los presos en lucha, nosotros también».

«Es inaceptable el ataque que ha sufrido la Casa de la Dehesa y otros edificios de nuestro municipio. Mi condena más rotunda», ha escrito el alcalde, Gorka Urtaran, en las redes sociales.

Todos los grupos municipales, excepto EH Bildu, han condenado de forma «rotunda y enérgica» estos ataques y en un texto conjunto PNV, PSE, PP y Elkarrekin Vitoria afirman que «no tienen cabida en una ciudad plural, democrática y moderna».

«Son actitudes graves, inaceptables y carentes de sentido, más propias de otras épocas», añaden en la declaración.

Las pintadas aparecidas este viernes en Vitoria se suman a las que también esta madrugada se han hecho en la sede del PSE-EE Lazkao y en el batzoki de Igorre, el cuarto en dos días contra sedes del PNV en Bizkaia. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta