El Departamento vasco de Seguridad ha activado el aviso amarillo por vientos fuertes del sur que podrían superar los 100 kilómetros por hora desde la próxima medianoche hasta las nueve de la mañana, sobre todo en zonas de montaña.

En las zonas no expuestas de la vertiente cantábrica, fundamentalmente en los extremos oeste y este, las rachas rondarán los 60 u 80 kilómetros por hora.

Euskalmet anuncia para este viernes brumas matinales, aumento de la nubosidad por la mañana con posibles precipitaciones débiles, que se convertirán por la tarde en chubascos. La cota de nieve irá bajando hasta situarse en torno a los 1.100 o 1.300 metros.

El sábado se esperan precipitaciones débiles por la mañana y por la noche, pero durante el día disminuirá la nubosidad, el viento sopará de dirección variable con algunas rachas fuertes en zonas expuestas y las temperaturas mínimas bajarán mientras que las máximas se mantendrán o subirán ligeramente.

Para el domingo se prevén cielos muy nubosos o cubiertos, con precipitaciones durante la primera mitad del día, viento variable que se intensificará por la noche y temperaturas mínimas en ascenso pero las máximas bajarán. EFE



Dejar respuesta