Los cielos amanecerán este martes muy nubosos o cubiertos, con posibilidad de precipitaciones débiles y dispersas y con la cota de nieve en descenso para situarse en los 1.200 metros a últimas horas.

Según informa Euskalmet, los vientos soplarán flojos a moderados del suroeste con rachas fuertes y muy fuertes en las zonas de montaña, sobre todo durante la primera mitad del día y en el oeste, y presentarán intervalos del oeste por la tarde, sobre todo en el litoral.

Las temperaturas mínimas no experimentarán cambios y las máximas iniciarán un ligero ascenso en la vertiente cantábrica sin variar en el resto o en ligero descenso en el sur de Álava.

Las temperaturas mínimas previstas son de ocho grados en San Sebastián, de nueve en Bilbao y de cuatro en Vitoria, mientras que se esperan máximas de quince grados en la capital guipuzcoana, de 16 en la vizcaína y de diez en la alavesa.

En el mar Cantábrico, hasta las veinte millas, soplarán vientos del oeste-suroeste de fuerza tres a cuatro, el estado de la mar será de marejadilla y habrá mar de fondo del noroeste con olas de hasta dos metros.

Para el miércoles, se esperan cielos muy nuboso o cubiertos en la vertiente cantábrica, y nubosos o muy nubosos en el sur de Álava, con precipitaciones débiles, ocasionalmente moderadas, sobre todo por la mañana y en el litoral, que irán remitiendo por la tarde-noche.

La cota de nieve bajará a los mil metros a primeras horas, luego subirá durante las horas centrales del día y se situará en torno a 1.200 o los 1.400 metros por la tarde.

Los vientos serán flojos a moderados del oeste-noroeste, con rachas fuertes y muy fuertes, sobre todo en el litoral, pero perderán fuerza por la tarde y quedará flojos y variables, predominando la componente sur a últimas horas.

Las temperaturas experimentarán un ligero a moderado descenso y habrá posibilidad de heladas débiles en puntos de Álava y en zonas de montaña. EFE


Compartir

Dejar respuesta