restricciones euskadi, comunidades

La población de Euskadi a 1 de enero de 2022 se cifró en 2.186.517 personas, lo que supone un descenso de 6.682 respecto al primer día de 2021, con lo que se mantiene la tendencia a la baja iniciada el año pasado, cuando el censo ya se redujo en 6.512 personas comparado con 2020.

El mayor descenso de población se produjo en Bizkaia, con 4.914 residentes menos que en 2021, al quedarse en 1.139.209; seguido de Gipuzkoa, cuya población se sitúa en 716.616 residentes, 2.271 personas menos que el año anterior, mientras que Álava, con una población de 330.692 habitantes es el único territorio que incrementó su población (+503 habitantes).

Entre las capitales vascas, solo Vitoria aumentó ligeramente su población entre 2021 y 2022, en 273 habitantes, mientras que San Sebastián perdió 319 y Bilbao, que experimentó el mayor descenso, bajó en 2.207 habitantes.

En cuanto al resto de los municipios de la comunidad autónoma destaca que en el último año más de la mitad perdieron población. El municipio con mayor descenso absoluto de población fue, un año más, Getxo, con 690 habitantes menos, lo que supone un 0,9 % de descenso, mientras que Izurtza, también en Bizkaia, fue el municipio con un descenso porcentual mayor, 11,4 %, lo que supone 29 personas menos.

En el extremo opuesto se encuentra Sopela que, con 354 personas más, es el municipio que más incrementó su población (2,3 %), ha informado este jueves el Instituto Vasco de Estadística-Eustat.

La edad media de la población vasca se situó en 45,5 años, más de año y medio por encima que la que se daba en el conjunto de España y, entre los países europeos, solo superada por Italia, que lo hace en dos años.

La diferencia entre los sexos se sitúa en 3 años, ya que los hombres tienen una edad media de 43,9 años y las mujeres de 47 debido al mayor volumen de población femenina en las edades avanzadas.

Álava tiene una edad media un año menor que la media de la comunidad (44,5 años); Gipuzkoa se acerca a ella, pero por debajo (45,1) y Bizkaia la supera hasta llegar a 46,1 años.

Euskadi, con el 23,2 %, supera la proporción de población de 65 y más años que se da en España (20,1 %), aunque hay otras comunidades autónomas, como el Principado de Asturias, Castilla y León y Galicia, que tienen proporciones más elevadas, por encima del 25 %.

Si se compara con Europa, únicamente Italia supera la proporción vasca, solo por 4 décimas. Teniendo en cuenta el sexo, entre las mujeres la proporción de 65 y más años es del 25,8 % frente al 20,4 % entre los hombres.

Si se atiende a las edades más avanzadas, se ve que las personas de 85 y más años han pasado de suponer el 1,9 % en 2002 al 4,1% en 2022, aunque este porcentaje se reparte de forma muy desigual entre hombres y mujeres: el 2,7 % de la población masculina en Euskadi tiene 85 años o más, mientras que esta proporción en las mujeres se incrementa hasta el 5,5 %.

En la población de 100 y más años el proceso de crecimiento ha sido más intenso: de 394 personas de esas edades en 2002 se ha pasado a 878 dos décadas después, siendo el 88,3 % mujeres.

En la comunidad autónoma se da una relación de 1,6 personas de 65 y más años por cada menor de 16, con lo que se supera la ratio del conjunto de España, que es de 1,3, pero todavía lejos de la relación de 2,4 que se da en Asturias. EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta