La planta Maderas de Llodio (Álava), propiedad del grupo riojano Garnika, que sufrió un incendio el pasado lunes recuperará su plena capacidad durante la segunda quincena de mayo.

En un comunicado, la empresa ha informado de que tras la evaluación de los daños se ha comprobado que están muy localizados en la unidad de bombeo de aceite térmico de la caldera y en alguna instalación eléctrica.

Destaca que gracias a la rápida intervención de los servicios de emergencia y a la eficaz colaboración de los trabajadores, el incendio fue sofocado rápidamente y no hay que lamentar daños personales.

La empresa ha comenzado ya las tareas de reparación en las zonas afectadas y espera que en la segunda quincena de mayo la planta recupere su plena capacidad productiva.

Asimismo, continúan los planes de crecimiento dirigidos a aumentar la producción de la fábrica de Maderas de Llodio, los cuales no se han visto afectados por este incidente, según la factoría.

Además, la compañía ha alcanzado un acuerdo con los trabajadores por el que se recuperará la mayor parte del volumen de producción perdido durante estas semanas a lo largo del año.

La planta de Maderas de Llodio está especializada en la producción de tableros contrachapados a base de pino radiata y es propiedad de Garnica desde el año 2018.



Dejar respuesta