Prevención de malos tratos a personas mayores en Álava

Los profesionales sanitarios del Servicio Vasco de Salud y del Instituto Foral de Bienestar Social podrán acceder de forma inmediata y compartida a la historia clínica de los residentes

0
Motor Gorbea – Sept 19
entreseccion_noticia

La Diputación Foral de Álava ha suscrito hoy un convenio con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza para la utilización compartida de la historia clínica de pacientes, más en concreto, de las personas usuarias de las residencias para mayores del territorio. A partir de la puesta en marcha del convenio, los datos clínicos de las personas mayores residentes en equipamientos forales que ya existan en Osakidetza serán accesibles de forma inmediata también a los profesionales médicos vinculados a las residencias. Al mismo tiempo estos sanitarios podrán insertar nuevos datos sobre la salud de los pacientes en las historias clínicas que gestiona el Servicio Vasco de Salud.

La firma del convenio ha tenido lugar en el marco del Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria celebrado esta mañana en Lakua, en su primer encuentro de 2016. En él, los representantes de las tres Diputaciones Forales, la Asociación Vasca de Municipios-Eudel y los Departamentos de Salud y de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco han abordado los avances en las líneas estratégicas sociosanitarias aprobadas en julio del 2013, con el objetivo de mejorar la atención a las personas usuarias de estos servicios.

En opinión de la diputada de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Álava, Beatriz Artolazabal, el convenio firmado hoy “es una muestra de cooperación entre los tres niveles institucionales. Es también un paso de los muchos que se tienen que ir dando en el ámbito sociosanitario vasco”, ha recalcado.

ETL – Sept 19

Pero, fundamentalmente –ha aclarado–, es un avance muy relevante que mejorará la atención y el servicio a los usuarios de las residencias de personas mayores”. Una de las consecuencias de esta medida, según ha explicado, será que los residentes se evitarán muchos desplazamientos a los centros sanitarios ya que los facultativos del Instituto Foral de Bienestar Social podrán acceder, cada vez que lo necesiten, al historial clínico que ya figura en la base de datos de Osakidetza. Al mismo tiempo los sanitarios vinculados a las residencias podrán insertar datos clínicos en los historiales, posibilitando a los profesionales del Servicio Vasco de Salud conocer de inmediato los cambios en el estado de salud de los pacientes.

Se trata, en definitiva, de un avance muy relevante en la agilización de la información médica que manejan los sanitarios, que redundará en una mayor calidad del servicio, reduciendo las duplicidades, con independencia de si tratan a los pacientes de edad avanzada en los centros sanitarios o en las residencias.

El Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria también ha acordado la firma de un futuro compromiso de colaboración para impulsar la implementación del procedimiento de prevención y detección de malos tratos físicos y económicos a personas mayores.

Ya en el año 2002, la ONU y la OMS acordaron impulsar el estudio de los malos tratos a las personas mayores, y propusieron realizar acciones de sensibilización, educación y leyes específicas, así como programas de detección e intervención. Posteriormente, es un estudio de 2010 en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca, se halló sospecha de malos tratos a personas mayores en el 0,9% de los casos, porcentaje que aumentaba hasta el 1,5% según la percepción de las y los entrevistados.

Es por eso que las instituciones y, en concreto, la Diputación Foral de Álava elaborará un procedimiento que tiene como objetivo evitar daños y lesiones físicas, así como perjuicios económicos a las personas mayores. El objetivo es triple, ha recordado la diputada Beatriz Artolazabal: “Hay que prevenir, detectar y, por último, intervenir en las situaciones de riesgo”. Esta labor requiere de la coordinación de los profesionales del ámbito sanitario y de los servicios sociales. La diputada de Servicios Sociales ha recordado que, para abordar estos procedimientos, Álava ha colaborado con un proyecto piloto en Zuia.

Compartir

Dejar respuesta