fotografias aereas alava
fotografias aereas alava

La Diputación Foral ha editado la Guía Acústica de Álava, que busca mejorar la comprensión, interpretación y aplicación de la legislación acústica en el planeamiento urbanístico.

Con esta publicación se pretenden unificar los criterios en relación con la gestión del ruido, así como analizar cada municipio alavés con sus particularidades, e incluso concretar
las condiciones necesarias para definir las zonificaciones acústicas y realizar los estudios de impacto acústico para futuros desarrollos urbanísticos.

“La existencia de zonas sin ruido en gran parte de Álava es un patrimonio y un valor del territorio que hay que conservar”, ha recordado el diputado foral de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera, quien ha dicho que “el porcentaje de suelo tranquilo es muy alto en Álava, de los más altos si lo comparamos con los territorios del entorno”.

Ha realizado estas declaraciones en la presentación de la publicación, que se distribuirá de forma gratuita entre los ayuntamientos, las juntas administrativas, las Cuadrillas y los equipos redactores de los planeamientos urbanísticos generales.

“Un mismo nivel sonoro no tienen los mismos efectos en una zona residencial que en una
industrial. Es por ello que se hace imprescindible tener en cuenta los diferentes usos del suelo asociados a cada zona urbana a la hora de llevar a cabo la evaluación del ruido”, ha apuntado Galera, quien ha justificado así la necesidad de asociar objetivos de calidad acústica a cada zona de cada municipio. Así, la zonificación acústica de una zona puede, por ejemplo, impedir una zona residencial demasiado cercana a una carretera o ferrocarril.

La tranquilidad, un privilegio en Álava

No en vano, el objetivo de la guía es poner en valor el patrimonio que representa la tranquilidad y el disfrute del sonido natural, un privilegio del que puede disfrutarse en gran parte de Álava. “Queremos contribuir a mejorar la calidad ambiental y la calidad de vida en los pueblos alaveses”, ha insistido el diputado foral. Así, requieren de especial protección contra la contaminación acústica los municipios alaveses de pocos habitantes y con baja densidad de población.

Es por ello que la guía va a distribuirse en las entidades locales para que puedan utilizarla
mientras tramitan y redactan sus planes urbanísticos, y como apoyo técnico a la hora de conceder licencias urbanísticas a nuevas edificaciones que puedan plantearse en zonas sensibles al ruido.


Compartir

Dejar respuesta