Más AES en Euskadi

El Gobierno Vasco ha aumentado en 3,5 millones la partida de las Ayudas de Emergencia Social (AES) prevista para este año y ha aprobado subvenciones para Cruz Roja, Cáritas y otras entidades sociales que suman otros 3,5 millones para hacer frente a las consecuencias de la crisis provocada por la guerra de Ucrania.

La consejera vasca de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha dado a conocer tras el Consejo de Gobierno este incremento para las AES, que se añade a otras dos partidas de 27 y 10 millones, de forma que estas Ayudas de Emergencia Social contarán este año con un total de 40,5 millones.

La partida de 27 millones es la habitual de otros años, la segunda de 10 millones corresponde al programa de medidas covid-19 y la tercera de 3,5 millones procede del Fondo Isuri, creado para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales derivadas de la guerra en Ucrania.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha acordado dar una subvención directa de 200.000 euros a la Cruz Roja para incrementar la financiación contra la pobreza energética y que pueda atender a personas que necesitan atención urgente para cubrir sus necesidades básicas.

Estos 200.000 euros se suman a los 800.000 euros que ya fueron previamente concedidos a Cruz Roja, por lo que la entidad de carácter social contará en 2022 con un total de 1 millón de euros para luchar contra la pobreza energética y paliar las necesidades más inmediatas de familias en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social.

También se ha acordado este martes conceder una subvención directa de 300.000 euros a la cooperativa de iniciativa social Agintzari para el programa dirigido a niños y adolescentes de origen ucraniano que han llegado a Euskadi huyendo de la guerra en su país.

Los menores incluidos en el programa reciben de forma extraescolar apoyo social y educativo, adquieren competencias lingüísticas, refuerzan hábitos de estudio y adquieren habilidades digitales.

Para afrontar el impacto en Euskadi de la invasión de Ucrania y apoyar a la población refugiada, Cáritas Diocesana de Bilbao, San Sebastián y Vitoria recibirán, respectivamente, una subvención directa de 1 millón, 1.5 millones y 500.000 euros. Zehar-Errefuxiatuekin también obtendrá 77.300 euros para acoger y atender a refugiados. EFE



Dejar respuesta