abelardo julen

El entrenador del Deportivo Alavés, Abelardo Fernández, admitió que la derrota de su equipo ante el Osasuna que fue “un palo grande” y que el castigo sufrido fue “demasiado duro”.

El asturiano afirmó en rueda de prensa que sus jugadores hicieron un partido “muy completo a nivel defensivo”, pero reconoció que les faltó “crear y generar ocasiones”.

“No me gusta hablar de la palabra suerte, pero también nos ha faltado”, opinó el técnico que hubiera dado por bueno un punto, pero dijo que “hay que seguir insistiendo”.

Asumió que la situación tras la derrota “es difícil y complicada”, pero manifestó que seguirán peleando y trabajando. “Mi mentalidad es esa”, remarcó el preparador babazorro, que dejó claro que no pueden venirse abajo y aseguró que “saldrán las cosas”.

“Me marcho preocupado por el resultado, porque tampoco Osasuna nos ha generado mucho peligro”, analizó el “Pitu”, que concluyó que a veces los jugadores no se atreven a hacer algunas cosas y apostó por transmitirles confianza. “Esto es muy largo, vamos a pasarlo mal, pero tengo confianza en ellos y lo celebraremos”, aseguró. EFE


Compartir

Dejar respuesta