El grupo de aficionados vitorianos Iraultza ha enviado un comunicado haciendo resumen de los incidentes acaecidos el pasado sábado en el Sadar de Pamplona tras el partido entre Osasuna y el Deportivo Alavés. Hay pasajes que son estremecedores.

«Niños llorando, caras de asombro e incomprensión, aficionados rodando escaleras abajo, moratones, cabezas abiertas…»

Recogen también declaraciones «de los miembros de seguridad del club rojillo»: «En cinco años trabajando aquí jamás habíamos visto nada parecido, no entiendo nada. Iros de aquí que os matan, están locos».

La nota de prensa señala asimismo que un miembro de Iraultza, al tratar de mediar con el responsable del dispositivo, obtuvo la siguiente respuesta: «no hay nada de que hablar, marcharos de aquí u os matamos».

El grupo de aficionados del Alavés ha denunciando con dureza todos los hechos y ha señalado que «de esta agresión no se hablará tanto como del calvo a Ronaldo».

Por otro lado, ha exigido a la Liga que «denuncie este atropello con la misma rigurosidad que denunció los cánticos en el día del Real Madrid» y «exigimos a la Comisión Antiviolencia que de ejemplo y cumpla con su propósito».

También exigen a la delegación del Gobierno que «desista en su intento de justificar lo injustificable» y a la Alavés que «defienda a su afición».

Anuncian finalmente movilizaciones de protesta por la carga policial.



Dejar respuesta