“Tenemos relevo generacional”.

Esa es una de las conclusiones de la entrevista con Luis Izaga, presidente de la Comisión de Blusas y Neskas de Vitoria-Gasteiz que ha concedido a este grupo de comunicación. En concreto al suplemento festivo de Dato Económico, que es el primero en salir al público todos los años. Y el de mas calidad de la ciudad.

 

JAVIER DOMAICA: ¿Qué valoración haces de lo qué se ha hecho en estos tres años que llevas al frente de la Comisión de Blusas y Neskas?

Luis izaga: En general yo tengo una valoración positiva. Hemos trabajado juntos, que es lo más importante, con discusiones porque es inevitable, pero hemos tenido una unidad y creo que se han hecho las cosas bien. El colectivo ha crecido una barbaridad porque hace unos años éramos en torno a las 2.500 personas y ahora estamos sobre las 4.000 personas. La aportación de la gente joven en los últimos años está siendo espectacular y las cuadrillas han crecido una barbaridad en el número de chicas.

J.D.: Pero seguro que ha habido algo a mejorar.

L.I.: Sí, el primer año tuve un incidente por culpa de una mala interpretación de unas declaraciones que hice y se me tocó mucho la moral pero lo solventamos y el año pasado tuvimos el disgusto con el colectivo feminista.

J.D.: Aquello fue duro.

L.I.: Así es, pero hemos mantenido una unión importante, hemos trabajado mucho a lo largo de todo el año con el servicio de igualdad del Ayuntamiento para concienciarnos las cuadrillas de cómo tenemos que hacer las cosas y estoy muy satisfecho. Creo que iremos viendo los frutos con el paso del tiempo para que todos aprendamos a vivir unas fiestas en igualdad y dejando disfrutar a todo el mundo.

J.D.: ¿Fue el punto más negro de tu etapa?

L.I.: Sí, sin ninguna duda. Fue un punto muy desagradable que no nos hubiera gustado a nadie llegar a ello pero ocurrió y punto. De alguna manera se ha solventado la situación y lo importante es que todos los colectivos trabajemos por unas fiestas en igualdad.

J.D.: Pero todavía hay alguna cuadrilla que no permite la inscripción de mujeres.

L.I.: Sí. Cada colectivo es muy libre de hacer las cosas, pero otra cosa es que haya que evolucionar. Hay una cosa muy clara: las cuadrillas mixtas funcionan a la perfección y los que vivimos en nuestras cuadrillas esa situación estamos encantados. Yo llevo en una cuadrilla mixta más de diez años – Bereziak – y es una auténtica gozada. La aportación de las neskas es de alabar. Somos 275 miembros y 100 son chicas. Quiero que las cuadrillas que tienen esa laguna, que sólo es una, se den cuenta de esa situación porque a las cuadrillas nuevas también les exigimos que sean mixtas.

J.D.: Y este año tenéis nueva cuadrilla.

L.I.: Gasteizko Margolariak ya es cuadrilla de pleno derecho dentro de la Comisión, pero este año tenemos el debut de Bihurriak que va a intentar ser una cuadrilla más y tiene dos años para cumplir los requisitos y formar parte de la Comisión.

J.D.: Este es un ejemplo de crecimiento.

L.I.: Sí, sin ninguna duda. Todas las cuadrillas, en general, están creciendo. Es bestial. Hace diez años hablábamos de que parecía que faltaba un relevo generacional. A día de hoy es espectacular. En Bereziak hay, a día de hoy, 80 personas en lista de espera. Tenemos problemas para admitir a más gente.

J.D.: ¿Cómo habéis vivido esa eliminación de la carrera de burros del día 25 de julio?

L.I.: Sinceramente, mal porque nos han impuesto una obligación, sobre todo, que se nos achacaba que maltratábamos a los animales y te puedo decir que los seis últimos años una de las máximas que ha seguido la Comisión y los presidentes de cada momento, ha sido el trato exquisito a los animales durante la prueba. Un tradición de 1962 que se ve truncada por una ordenanza municipal. La Comisión de Blusas y Neskas lo ha pasado mal, aunque también había cuadrillas a favor de la eliminación.

J.D.: En su lugar celebraréis la primera carrera de barricas. ¿Cómo se gestó?

L.I.: Desde la asociación Vitoria-Gasteiz Wine City nos plantearon la idea que es muy original y en ello hemos trabajado. Creo que va a gustar una barbaridad y va a dar mucho ambiente. Hemos contado con el apoyo numerosas entidades e instituciones. Espero que cale hondo.

J.D.: ¿En qué va a consistir exactamente?

L.I.: Vamos a colocar 25 barricas, una por cuadrilla, y dos personas de cada cuadrilla tienen que hacer rodar la barrica con sus manos y haremos una primera vuelta como en la Fórmula 1, para establecer una parrilla de salida y a las 10:30 horas empezará la carrera oficial. Habrá que dar 3 vueltas al itinerario.

J.D.: ¿Cuál será el recorrido?

L.I.: La salida va a ser desde la escultura vegetal de Green Capital, tendrán que ir por la calle Postas, girar en Lehendakari Agirre y girar otra vez para entrar en la Plaza de España. Cruzarla de lado a lado y, por el monumento de la Plaza de la Virgen Blanca llegar a salida de nuevo.

J.D.: ¿Y qué se llevarán los ganadores?

L.I.: Se llevarán su txapela y la tapa de una barrica. La barrica llena de vino, 225 litros, la entregaremos el día 5 de agosto en la Plaza de España después del homenaje a la Ikurriña. También habrá premios para el resto de participantes.

J.D.: Se prevé buena atmósfera entonces…

L.I.: Sí porque vamos a montar unas carpas con la implicación del vino de rioja alavesa y el txakolí, va a haber una exposición de las librerías alavesa en temática de vinos y los bares de la zona ofrecerán un pintxo-pote. Será muy interesante.

J.D.: Además de ésta, ¿habrá otras novedades dentro de los actos de las cuadrillas?

L.I.: Habrá novedades como el 40 aniversario de Txolintxo que el último día de fiestas hará un fiestón en la Plaza Green Capital con un DJ; también es el 35 aniversario de Karraxi y harán un tema especial en Bastiturri; Petralak organiza un verbena en el Arca el día 8… Pero quiero destacar, por el esfuerzo que les va a suponer, una carrera de goitiberas organizada por Los Alegríos el día 6 de agosto a la mañana. Han echado el resto para hacer algo novedoso en la cuesta de San Vicente, Fray Francisco y Olaguíbel. También hay que indicar el debut de Bihurriak en las Fiestas, que traerán gigantes de Pamplona el día 7. Bereziak también organizará el día 8 el primer campeonato del mundo de lanzamiento de bota de vino Celedón. (Risas)

J.D.: ¿Cuál es el momento de las Fiestas para ti?

L.I.: Tengo dos momentos. El día 5 de agosto, cuando subimos a ponerle el ramo a la Virgen y se le baila el Aurresku es un momento de vibrante. Y sin ninguna duda, otro momento es la despedida de Celedón cuando se marcha a la torre y vamos a despedirnos de la Virgen Blanca.

J.D.: ¿Qué te gustaría que hubiese en las Fiestas que todavía no has visto o que se ha perdido y quieres recuperar?

L.I.: En general estoy encantado con las Fiestas porque son muy participativas. Siempre se nos achaca que haya más cuadrillas por las mañanas. Esas dianas que hacíamos a las 9 de la mañana hace años se han perdido. Pero todas las cuadrillas organizan cosas a todas horas. Puede ser impopular pero a mí me gustaría que hubiese toros y con afluencia de gente a la plaza, pero da la sensación de que se acaba.

J.D.: ¿Si vienen turistas o amigos adónde les llevarías?

L.I.: El sitio ideal para ver las fiestas es poderlo vivir dentro de una cuadrilla. Yo he conocido canarios, catalanes, polacos, australianos que han venido y han salido en mi cuadrilla. El día 5 es espectacular vayas donde vayas. En el centro es donde fluye toda la fiesta. Les llevaría al Casco Histórico.

J.D.: ¿Qué pedirías para esta edición de 2016?

L.I.: Que no tengamos ningún tipo de incidente.



Dejar respuesta