La Bandera Azul ondea desde esta mañana en las playas continentales de Garaio y Landa. Se trata del reconocimiento internacional a la calidad de las aguas de Ullibarri-Gamboa, así como al alto nivel de los servicios e instalaciones y a la excelencia medioambiental.

El diputado foral de Medio Ambiente y Urbanismo de la Diputación Foral de Álava, Josean Galera, ha aprovechado el acto oficial de izada de Bandera Azul para hacer extensivo el galardón a toda la ciudadanía alavesa: “Este premio es de todos los alaveses y alavesas, que hacen posible cada día que la sostenibilidad ambiental y el mantenimiento de la biodiversidad vayan de la mano del ocio y el disfrute”, ha apuntado en este sentido.
En el acto han participado también los alcaldes de Barrundia, Arratzua-Ubarrundia y Elburgo/Burgelu, así como el presidente de ADEAC, José Ramón Sánchez Moro. Junto al diputado de Medio Ambiente, han recorrido las tres playas alavesas y han izado las tres Bandera Azules, que buscan fomentar la cooperación entre el medio ambiente y el turismo.
Entre los trabajos técnicos realizados para lograr esta certificación que otorga la Organización Mundial del Turismo y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, destaca la construcción de una pasarela en la playa de Landa, que permitirá el acceso al agua a las personas con discapacidad. Asimismo, se aumentarán los programas de educación ambiental, dirigidos a escolares y a la ciudadanía en general. En concreto, “más de 3.000 alaveses participan cada año en nuestros programas ambientales: 2.300 escolares y casi un millar de personas que asisten en verano a los talleres y visitas guiadas por el humedal”, ha recordado Galera.
El diputado foral ha querido también destacar la transformación de los embalses del Zadorra en las últimas décadas. “Entre todos y todas hemos logrado convertir este espacio natural en un lugar apto para el disfrute familiar, pero también óptimo para la conservación de la flora, la fauna y sus hábitats”, ha celebrado Galera, quien ha hecho hincapié en que “nuestras playas están ubicadas en una Zona Especial de Conservación y junto a un humedal RAMSAR, hogar de más de 3.700 aves acuáticas de 25 especies diferentes, muchas de ellas amenazadas”.
Por todo ello, ha animado a la ciudadanía a seguir disfrutando “como ha hecho hasta ahora, con responsabilidad, y consciente de que Álava tiene mucho potencial y es un lugar privilegiado, tanto para el disfrute, como para la conservación de sus valores naturales”.
Referente en playas interiores
La Bandera Azul convierte a Álava en un referente en playas de interior. No en vano, sólo dos playas continentales más han logrado este reconocimiento en el Estado español: A Calzada de Ponte Caldelas, en Pontevedera, y Orellana, en Badajoz.
De esta manera, las playas de Garaio y Landa se unen al total de 4.143 playas que lucen la Bandera Azul en el hemisferio norte del planeta.

Compartir

Dejar respuesta