(EFE).- Las tres diputaciones forales vascas han advertido hoy de que cualquier modelo de liberalización de los derechos de plantación de viñedos supondría «atacar de pleno» a las denominaciones de origen calificadas (DOCa) con presencia en Euskadi y «tirar por la borda el trabajo realizado de modo coordinado».

Representantes de las tres instituciones han comparecido hoy en una comisión parlamentaria para dar su opinión sobre la proposición de ley de defensa de la calidad de la viña y el vino de la Comunidad Autónoma del País Vasco impulsada por el PP.

Esta iniciativa pretende hacer frente a la legislación europea que ha entrado en vigor este año mediante la cual cualquier explotación podrá arrancar viñedos para replantarlos en un territorio con denominación de origen, como la de Rioja Alavesa o las del txakoli de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

El diputado foral de Agricultura de Álava, Eduardo Aginaco, se ha referido a estas cuestión al ser interpelado por los grupos parlamentarios. «Rioja es un modelo de éxito, pero el confort es lo que nos puede matar porque Rioja Alavesa depende de la viticultura. O se dan pasos ambiciosos o nos jugamos que la comarca de Rioja Alavesa pueda seguir siendo vitivinícola», ha defendido.

La diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural de Gipuzkoa, Elena Unzueta, ha hablado en nombre de las tres instituciones al señalar que todas comparten una única opinión en esta materia, que se sustenta en el «fortalecimiento» de las cuatro DOC presentes en los tres territorios.

Unzueta ha señalado que el nuevo sistema planteado por la Unión Europea supone la pérdida de competencias por parte de las diputaciones en materia de autorización de plantaciones. Además, ha asegurado que ni siquiera tendrían la posibilidad de hacer recomendaciones en esta materia.

«Cualquier modelo de liberalización de los derechos de plantación supondría atacar de pleno las DOC y tirar por la borda todo el trabajo realizado de modo coordinado en los últimos años», ha afirmado Unzueta.

La diputada guipuzcoana ha subrayado la necesidad de defender las producciones vinculadas a las cuatros DOC y ha apostado de manera firme por el «control de la producción y por el equilibrio de los mercados» como caminos para crear «valor, prestigio y marca».

Ha subrayado que el marco apoyado por la UE es «profundamente negativo» para las explotaciones vitivinícolas vascas, la mayoría, pequeñas y de carácter familiar.

En cuanto al recorrido de la proposición de ley que se tramita en el Parlamento, Unzueta ha valorado su «espíritu» y ha manifestado que las tres diputaciones se ponen a disposición de la Cámara vasca para emprender un trabajo conjunto.

También se ha referido a la apuesta de la Diputación alavesa por diferenciar el vino de Rioja Alavesa dentro de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

A su juicio, el vino de Rioja Alavesa «no puede quedar diluido en una DOC donde dominan los vinos de los segmentos bajos de la pirámide de precios» y ha hecho hincapié en que las diputaciones «creen firmemente en la calidad de estos vinos».

 


Compartir

Dejar respuesta