La familia de Sergio Borrajo, asesinado por ETA, estaba invitada al homenaje que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz les ha realizado, pero que declinaron asistir aunque se mostraron «muy agradecidos» por el acto. El acto ha consistido en un minuto de silencio que ha finalizado con un aplauso. No es la primera vez que unos familiares de un asesinado por ETA no acuden a un homenaje de Urtaran, ya ocurrió en enero una situación similar.

Según informa EFE, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha rendido hoy un «sencillo» pero «muy emotivo» homenaje al teniente coronel de infantería Sergio Borrajo Palacín, asesinado hace 37 por ETA cuando accedía a su domicilio en la capital alavesa.

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha presido la ofrenda floral y el minuto de silencio que se ha llevado a cabo en el lugar donde un pistolero de la banda terrorista acabó con la vida del militar el 14 de febrero de 1979 y donde existe una placa en su memoria. Es el primer homenaje institucional de carácter individual que se le hace.

Este tributo se enmarca dentro de un proyecto impulsado por el Gobierno Vasco, que se desarrollará a lo largo de este año para que los ayuntamientos recuerden a todas las «víctimas de vulneraciones del derecho a la vida» ocurridas en sus municipios entre 1960 y 2010.

En el acto han participado representantes de todas las formaciones políticas del consistorio (PP, EH Bildu, PNV, PSE, Sumando e Irabazi) así como la directora de Víctimas y Derechos Humanos del Ejecutivo vasco, Mónica Hernando.

Urtaran ha afirmado que todas las víctimas del terrorismo merecen que se les haga justicia, que se conozca la verdad y se las recuerde, y que eso es precisamente lo que el consistorio ha querido hoy hacer con este «sencillo» pero «muy emotivo» homenaje.

Borrajo tenía 68 años cuando fue asesinado por la banda terrorista ETA de un tiro en la nuca en la puerta de su casa. Era el jefe provincial de Mutilados de Guerra de Álava. EFE



Dejar respuesta