Las peleas entre particulares y el lanzamiento de petardos y otros productos pirotécnicos fueron los incidentes que acapararon el mayor número de intervenciones de los agentes de la Policía Local durante la Nochevieja y el Año Nuevo, a las que hay que añadir los 50 controles del aforo de establecimientos donde se celebraban fiestas y cotillones.

Durante la última noche de 2015 las patrullas tuvieron que intervenir en diferentes puntos de la ciudad en, al menos, 18 ocasiones al ser requeridos por ciudadanos debido a las molestias generadas por el lanzamiento de petardos y productos pirotécnicos. Afortunadamente no se produjo ninguna incidencia reseñable por este motivo.

También intervinieron en una veintena de peleas entre particulares que se produjeron con la entrada de 2016 y hasta bien entrada la mañana del día 1 en diversos puntos de la ciudad, especialmente a la salida de locales, aunque no se produjo ninguna detención por este motivo y se resolvieron con la mediación de los agentes.

En relación a los cotillones que se celebraron en nuestra ciudad para despedir el año dos patrullas se dedicaron, en exclusividad, al control de aforos en los diversos establecimientos organizadores. Se realizaron 50 visitas en las que se controló que el aforo fuera el permitido, así como que las salidas de emergencias estuvieran habilitadas. Tras dichas comprobaciones se denunció a dos locales por superar el aforo máximo.

En cuanto a los horarios de cierre se tramitaron otras dos denuncias a sendos establecimientos por infringirlos, con las consiguientes molestias que generaron a los vecinos. Precisamente los ruidos de establecimientos y vecinos fueron el motivo de alrededor de otras 15 intervenciones policiales a lo largo de la noche.



Dejar respuesta