Un ciudadano se ha dirigido al Ayuntamiento de Vitoria para hacerle una solicitud.

Fue el pasado 8 de octubre en el Registro del Ayuntamiento «una propuesta dirigida al Departamento de Cultura consistente en que se renueven los rótulos de las calles con nombre de persona, con el fin de que residentes y visitantes sepan algo de esas personas (por ejemplo añadir en la calle Olaguibel la palabra «arquitecto» y los años de nacimiento y muerte).

 

Algo que ya tienen otras ciudades.

 

El vitoriano de la propuesta denuncia en el Buzón Municipal que a finales de enero «el Excelentísimo ha superado ampliamente el plazo de tres meses que establece la Ley Orgánica del Derecho de Petición para responder las peticiones».

 

«En consecuencia, exijo una respuesta inmediata a mi petición, aunque sea para mandarme a tomar vientos. ¿O quiere el Ayuntamiento que presente una queja al Ararteko? (a la Defensora Vecinal no lo haré, porque es más bien Defensora del Ayuntamiento)», señala en su escrito al Buzón Municipal.


Compartir

3 Comentarios

  1. asi veriamos algunos nombres de calles de personas que no pintan nada pongo por ejemplo al mujer de un coronel que tendria muy mala leche en el cuartel pero no para tener una calle

  2. Está idea es una locura, conllevaría cambiar el nombre de algunas calles, como por ejemplo la de pintores que de profesión eran militares… Y en avenida Juan carlos o reina Sofía? Que profesión habría que poner? Demasiado complejo todo, mejor seguir como hasta ahora

Dejar respuesta