mendizabala

Si ayer anunciábamos que llegaba el caos de tráfico a Lovaina, hoy le toca también a Mendizorroza.

Los trabajos para la instalación del Bus Eléctrico Inteligente (BEI) siguen su avance en diferentes puntos de la ciudad. Entrará en funcionamiento en verano de 2021.

 

Las tareas que desde hace semanas se vienen desarrollando en las inmediaciones de Mendizorrotza afrontan hoy una nueva fase: la ‘eliminación’ de la rotonda de Paseo de Cervantes.

 

A lo largo de la mañana, los viales de ambos sentidos de tráfico entre las calles Salbatierrabide y Rosalía de Castro se desplazarán a la parte Norte de la glorieta, dejando espacio en la actual rotonda para que las máquinas puedan transformarla. Los la traza de los nuevos carriles se indicará, inicialmente, mediante pivotes y vallas.

 

En resumen, la nueva configuración del tráfico permitirá circular entre Salbatierrabide y Rosalía de Castro sin pasar por la rotonda que hasta ahora existía. Y aquellos vehículos que circulen por la calle Salbatierrabide hacia Rosalía de Castro deberán llegar hasta la rotonda de Portal de Castilla para cambiar de sentido y acceder a Paseo de Cervantes (dirección Armentia). Del mismo modo, quienes circulen en sentido contrario, desde Rosalía de Castro, no podrán acceder directamente hacia Paseo de Cervantes (dirección parque del Prado), sino que tendrán que dirigirse hacia la rotonda de Salbatierrabide para cambiar también de sentido.

 

La eliminación de la rotonda supone, del mismo modo, que aquellos vehículos que circulen de Norte a Sur (del parque del Prado a Armentia) llegarán a un punto sin salida a la altura de la intersección en la que hasta ahora se encontraba la mencionada glorieta y que quienes circulen de Sur a Norte (de Armentia hacia el parque del Prado) sólo podrán girar hacia Salbatierrabide.

 

Y es que, desde ayer, se han introducido una serie de modificaciones en las calles Paseo de Cervantes, Areitio, Concha Espina y Ariznavarra. Se trata de pequeñas mejoras que van a permitir ordenar y facilitar el tráfico, dando prioridad en el cruce al peatón y aumentar el confort en la zona y garantizar la seguridad vial. Se corta el paso desde Paseo de Cervantes hasta la rotonda, dejándose el vial de salida a Rosalía de Castro en una especie de ‘fondo de saco’, lo que permitirá a los vecinos y vecinas acceder a sus garajes y retirar todo el resto del tráfico, dándole seguridad al peatón y a la bicicleta que irá por la calzada. También se habilitará el doble sentido en las calles Areitio y Ariznabarra (actualmente cuentan con un sentido), para que los vecinos puedan acceder a sus garajes con más opciones hacia el resto de las vías (o desde/hacia Portal de Castilla o saliendo hacia Rosalía de Castro). Con todo ello se va a reducir el tráfico motorizado que circula por esta zona, incrementando el confort y la calidad de vida de los vecinos y vecinas y la seguridad de los viandantes.

 

La implantación del BEI es una iniciativa en el que colaboran el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz (aporta el 17,5% de la financiación), la Diputación Foral de Álava (otro 17,5%) y el Gobierno Vasco (65%). Los trabajos, por su parte, los realiza la UTE formada por las empresas empresas Irizar E-Mobility, Yarritu y LKS.

 


Compartir

Dejar respuesta