Vitoria obligada a devolver el dinero de multas ¡1 millón €!

Según consta en la Memoria de la Policía Municipal de Vitoria, el número de atestados instruidos por delitos y delitos leves en el 2019 ha sido de 6.512, con un aumento del 2,73% respecto a los 6.339 atestados del año 2018.

Han sido casi 18 delitos al día, donde las carteras y las bicis desaparecidas, son las reinas.

Un 66,17% de los atestados de Policía Judicial en el año 2019 se corresponden con delitos leves (4.309), de los cuales, la práctica totalidad, un 96%, son contra el patrimonio (4.153).

Respecto de los detenidos pasan de 308 en el año 2018 a 364 en el año 2019, incluyendo “otros atestados instruidos”: requisitorias, habiendo sufrido un aumento entre los dos años del 18,18%. El número de personas investigadas se ha incrementado un 20,23%, pasando de 1.547 en el año 2018 a las 1.860 del año 2019.

Atendiendo a algunos tipos delictivos, se observa un aumento entre los dos años en delitos contra las personas (lesiones en agresión y violencia intrafamiliar), del 25,18%.

Baja por el contrario los delitos contra la libertad sexual, pasando de 29 casos en el año 2018 a 27 en el año 2019.

Los delitos contra el patrimonio pasan de 1.410 en 2018 a 1.481 en 2019, un alza de 5,04%.

Teniendo presente el número de delitos ocurridos en el año 2019 en la ciudad de Vitoria-Gasteiz y conocidos por la Policía Local, la tasa de delincuencia se sitúa en un 24,84 por cada mil habitantes (correspondiendo un 8,49 a delitos, y un 16,35 a delitos leves), siendo la del año 2018 del 24.30 delitos por cada mil habitantes.

Desde el Grupo de Violencia de Género y Violencia Familiar se realiza un trabajo integral en relación a los delitos de violencia de género e intrafamiliar.

Se analizan todas las intervenciones, con el fin de detectar casos de violencia de género o intrafamiliar, actuando sobre los mismos a través de entrevistas con los agentes actuantes, víctimas, testigos u otras personas relacionadas.

Se instruyen atestados, iniciados unas veces a través de denuncia y otras actuando de oficio, interviniendo el Grupo en defensa de víctimas que, por miedo o por desconocimiento, no desean formular denuncia.

Además de acompañar a las víctimas al Juzgado se gestiona su seguridad que puede efectuarse asesorándolas sobre medidas de autoprotección, a través de la vigilancia de agentes de Policía Local o mediante equipos electrónicos (GPS).

Se hace un seguimiento de las órdenes de alejamiento, así como de su cumplimiento, manteniendo contactos frecuentes con las víctimas, con los agresores y con otras instituciones. Este Grupo no da por finalizada una intervención hasta que la vida de la víctima se ha normalizado completamente, independientemente del proceso judicial.

Durante 2019, el Grupo de Intervención Familiar ha tramitado 204 órdenes de protección en aplicación de la Ley 27/2003, reguladora de la Orden de Protección de las Víctimas de la Violencia de Doméstica (en 2018 fueron 175).

En el ámbito familiar, los delitos de malos tratos (violencia de género y violencia doméstica) tramitados en este Servicio aumentan respecto a las cifras del año 2018: 242 en 2019 frente a 196 en 2018 y los delitos contra la libertad sexual bajan de 2 en 2018 a 1 en 2019.

Los quebrantamientos de las órdenes de protección e incumplimiento de las medidas cautelares han aumentado: 57 casos registrados en 2018 frente a 73 en 2019.


Compartir