Euskadi, donde menos suben las viviendas en España

EH Bildu ha advertido este jueves de que el incremento de los precios de venta de las viviendas de protección pública anunciados por el Gobierno Vasco puede suponer el encarecimiento del mercado de la vivienda en general.

El parlamentario de EH Bildu Unai Fernández de Betoño se ha mostrado contrario a la orden que ha publicado el Departamento vasco de Vivienda que eleva entre un 11,9 y un 13,9 % los precios de las VPO de régimen general para venta.

En un comunicado, el parlamentario ha asegurado que no se opone como regla general a una actualización de precios, pero ha dicho que este cambio «no es adecuado» justo cuando la inflación está disparada.

Ha considerado que detrás de la decisión de Vivienda están «las presiones» de constructores y promotores privados», por lo que ha acusado al Gobierno de Iñigo Urkullu de «ceder a esas presiones en vez de pensar en la gente».

G.Vasco eleva los precios de venta de VPO para incentivar la construcción

El Gobierno Vasco ha elevado las cuantías de las precios de venta máximos de las viviendas de protección pública que estaban vigentes desde 2010 para incentivar la construcción de este tipo de casas por parte de promotores privados, mientras que las cuantías de los alquileres no experimentan variación.

La orden que actualiza estos precios ha sido publicada este jueves por el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes en el Boletín Oficial del País Vasco.

Se modifican así los precios de las VPO para venta para acomodarlos a los costes reales, y se mantienen los arrendamientos y cánones máximos a pagar en las de alquiler y en los alojamientos dotacionales.

En el caso de los precios de las VPO de régimen general para venta, se aplican incrementos entre el 11,90 % y el 13,95% en función de la fluctuación del mercado en cada municipio, de los incrementos experimentados en los costes de edificación y del poder adquisitivo de las personas demandantes inscritas en Etxebide.

El Departamento que dirige el consejero Iñaki Arriola ha precisado que los incrementos se mantienen en todo caso por debajo de la inflación acumulada desde 2010, que asciende a casi un 17%.

En cuanto a las VPO tasadas, la orden reduce los precios máximos entre un 0,33 y un 10,61 %. Este cambio se produce ante la necesidad de que este tipo de viviendas se mantengan por debajo del precio de las viviendas libres en el mismo municipio.

La orden regula también las rentas de las VPO de alquiler y los alojamientos dotacionales que no experimentan ningún incremento y se mantienen inalterables debido a que los ingresos medios entre quienes demandan el régimen de arrendamiento, según los datos registrados en Etxebide, no han mejorado en los últimos años. EFE



Dejar respuesta