avión nazi
foto ajena a la información

Foto ajena a la información . El Ayuntamiento de Vitoria homenajeó ayer a dos personas que fallecieron en 1936 a causa del accidente de un avión nazi de la Legión Cóndor, que se estrelló contra las viviendas de la plaza de España de la capital alavesa.


El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, encabezó la instalación de una placa en su recuerdo en el lugar del siniestro en un acto en el que también ha participado la familia de uno de los fallecidos, Antonio Peral Maza, y los concejales que integran la corporación municipal.

Hace 82 años, el 28 de septiembre de 1936, un avión Heinkel perteneciente a la Legión Cóndor y pilotado por el alemán Ekkehard Hefter, que también falleció, colisionó contra la fachada de las viviendas de la plaza de España y provocó la muerte de Peral Maza, de 29 años y padre de dos hijas, y de Vicente Julio López de Lacalle Erauskin, de 20 años.

Durante décadas el franquismo silenció este suceso, pero dentro de las acciones que el Ayuntamiento lleva a cabo para recuperar la memoria histórica en la ciudad el pleno aceptó la petición de la familia Peral de homenajear a los dos fallecidos.

En el acto de hoy Urtaran ha recordado a estos dos vitorianos, considerados también víctimas del franquismo, «porque fue el que puso la alfombra roja a la Alemania nazi en la ciudad, y permitió que desde aquí la Legión Cóndor bombardease otros pueblos de Euskadi».

Por ello, el alcalde ha extendido este homenaje «a todas las víctimas vascas de la barbarie, el terror y la muerte de la Legión Cóndor establecida en Vitoria gracias al régimen franquista».

«La memoria histórica pasa por el reconocimiento de todas las víctimas», ha recalcado Urtaran antes de dar paso a Estitxu Torres Martínez, biznieta de Peral Maza, que ha agradecido las acciones que se han desarrollado en Vitoria en torno a la memoria histórica, «que está ayudando a que afloren verdades olvidadas para muchos vitorianos y desconocidas para la mayoría de los jóvenes».

La hija de este fallecido, María Antonia Peral Peral, que tenía tres años cuando sucedió el accidente, también ha estado presente en el homenaje, y ha trasladado su agradecimiento. «Son 82 años los que llevo esperando esto, y ahora se han portado muy bien», ha explicado a la prensa. EFE


Compartir

Dejar respuesta