foto ajena a la información

(EFE).- La mesa de trabajo sobre educación y diversidad impulsada por el Ayuntamiento de Vitoria ha pedido hoy medidas de control para evitar «prácticas de selección del alumnado y fraudes en el proceso de matriculación» que propicien la concentración de inmigrantes en determinados centros.

Esta mesa, constituida en junio del año pasado, ha presentado hoy un diagnóstico sobre la situación en la ciudad de los alumnos de origen extranjero, de los cuales el 95 % estudia en la red pública y solo un 5 % en la concertada.

Además hay centros que tienen un 80 % de alumnos inmigrantes, cuando la tasa de extranjeros en relación con el total de habitantes de Vitoria es del 11,8 % y del 17,5 % en algunos barrios, de manera que no se «justifica» la «concentración» de inmigrantes en determinados centros.

En Vitoria hay 20 colegios que superan la proporción de extranjeros recomendada por el Gobierno Vasco, fijada en el 30 %, y de ellos solo uno es privado.

La concentración de alumnos inmigrantes supone «una estigmatización» y tiene además «una influencia negativa en el rendimiento académico», se alerta en el documento.

Por ello la mesa de trabajo ha planteado una serie de medidas encaminadas a equilibrar el reparto de alumnos de origen extranjero en los colegios de Vitoria.

Así, proponen informar a las familias sobre las posibilidades que tienen de elegir centro, eliminar las «causas que impiden la gratuidad» de colegios y establecer controles que eviten el fraude en la matriculación y deriven en la concentración de inmigrantes.

En cuanto a la matrícula viva -alumnos que llegan con el curso empezado- piden que el límite máximo sea la incorporación de dos alumnos por aula, una medida a la que ya se comprometió la semana pasada la consejera de Educación, Cristina Uriarte.

Para evitar la «segregación inducida» se aboga por revisar los criterios de baremación reduciendo el impacto de la renta y «eliminando la influencia de los puntos otorgados por los consejos escolares, OMR (Órganos de Máxima Representación) y cooperativas» para acceder a un determinado centro.

Exigen además que no se permita subir el ratio profesor/alumno o crear nuevos grupos en un colegio cuando haya vacantes en otro de la misma zona y se reclama que los centros de Infantil y Primaria con mayor segregación «no estén unidos» a centros de Secundaria «también segregados».

También se propone dotar de más recursos a los centros con mayor concentración de extranjeros, reducir en ellos el número de alumnos por docente, incentivar y dar estabilidad al profesorado y articular «planes de choque que reviertan los procesos de guetización».

En el documento también se reclaman becas «suficientes» -y que se abonen al inicio del curso- para transporte, libros, comedor y actividades complementarias, que se simplifiquen los formularios para pedir ayudas y que haya «actividades extraescolares zonales con precios públicos».

En esta mesa de trabajo han participado el Ayuntamiento, el Departamento vasco de Educación, partidos y agentes educativos como la patronal de la enseñanza concertada, Kristau Eskola; las asociaciones Sarean y BIHE, que agrupan a directivos de centros públicos de Secundaria, Infantil y Primaria, y la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, Denon Eskola, entre otros.



6 Comentarios

  1. Con tanto experto en la materia, y tantas medidas encaminadas a ¿alcanzar la EXCELENCIA? en las aulas, ya imagino entre qué puestos vamos a movernos en el próximo Informe PISA.

  2. Lo fundamental es bajar el nivel educativo del mayor número de alumnos autóctonos de la manera más equitativa y amplia posible. Seamos solidarios con la causa!

  3. Lo que no entiendo es porqué unos colegios tienen muchos más alumnos extranjeros que otros, el reparto debiera ser equitativo y no discriminatorio ya que se están discriminando colegios que tienen muchos extranjeros y que necesariamente deben bajar el nivel.
    Por otro lado a algunos colegios solo les importan los premios, el nivel en los 100 mejores colegios de España, los números… , por lo que invitan a marcharse a niños que no son brillantes. UN BUEN COLEGIO ES AQUEL QUE HACE QUE APRUEBEN Y SAQUEN BUENAS NOTAS TODOS LOS ALUMNOS POSIBLES, SEAN O NO BRILLANTES, SEAN MEDIOCRES O NORMALES. ES FACIL TENER NIVEL DE EXCELENCIA SOLO CON ALUMNOS MUY INTELIGENTES O CON PADRES CON MUCHO DIRNERO PARA TENER VARIOS PROFESORES PARTICULARES.

  4. Los mismos que propugnan las enormes virtudes de la multiculturalidad ahora no quieren disfrutarla ellos solos y apuestan por repartirla.

    Mi no comprender.

  5. Que pesaditos ya con el reparto de extranjeros, si hubiesen tenido màs cuidado a la hora de regalar RGI no habrían venido tantos y no tendríamos ese problema, y qué problema tienen con que en los concertados sólo haya alumnos nacionales? Si quieren entrar que lo paguen como hacen los demàs aunque teniendo en cuenta que la mayoría son colegios católicos…..no sé que pintaría un musulmán dentro……y llamadme racista si queréis, pero casi todos pensàis igual, si no a los de los públicos no os preocuparía tanto vuestra diversidad en las aulas.

Dejar respuesta