El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha acusado hoy a Urtaran de “haber mentido” con la fecha de finalización de las obras del Centro Cívico de Zabalgana. “El Centro Cívico está muy lejos de haber terminado”, ha asegurado hoy de forma tajante el anterior concejal de Urbanismo, Miguel Garnica, delante de la parcela donde se ubicará el futuro equipamiento, entre las calles Juan Gris y Portal de Zuazo, en Zabalgana.

La UTE encargada de la construcción de este equipamiento comunicó al Gabinete Urtaran el final de la obra el pasado lunes 24 de abril pero a día de hoy se sigue viendo personal trabajando a destajo tanto en el interior como en el exterior, el suelo del exterior está sin colocar, toda la urbanización sin acabar, y son muchas las máquinas y excavadoras que continúan realizando múltiples trabajos en todo el perímetro de la obra.

Los populares lamentan que “con Urtaran la ciudad está más parada que nunca y que la única obra que hay en marcha”, heredada del anterior Gobierno, “está siendo incapaz de gestionarla de forma eficaz”.

“La única obra en marcha en Vitoria acumula ya muchos retrasos y demasiadas mentiras de este alcalde. Primero, cuando debería haber terminado en diciembre del año pasado, Urtaran se inventó unas supuestas mejoras para conseguir más plazo para finalizarla”, ha recordado hoy el concejal del PP. Para ello, el Gobierno municipal llevó a cabo un “modificado” de la obra y concedió a la empresa “4 meses extra”, fijando un nuevo plazo de fin de obra en el pasado 23 de abril. En aquel momento, aseguraron que la apertura del equipamiento sería “en junio”.

“Ahora que esta nueva fecha también se le ha echado encima, Urtaran asegura que la obra ha acabado, pero es demasiado evidente que está muy lejos de haber finalizado. Lo podemos comprobar hoy aquí mismo. Es intolerable que Urtaran, una vez más, vuelva a mentir a todos con la obra del Centro Cívico de Zabalgana. Estamos hartos de tantos engaños, queremos una fecha real y que se cumpla”, ha advertido hoy el concejal del PP en el Ayuntamiento de Vitoria, Miguel Garnica.

Los vecinos desconocen la fecha real de fin de obra y de apertura

“Por transparencia y para comprobar el estado real de la obra”, el concejal del PP de Vitoria, ha pedido hoy al Gabinete Urtaran “que permita realizar antes de que termine esta semana una visita a las obras tanto a los grupos políticos como a los vecinos, quienes también han denunciado que no están siendo informados por este Gobierno”.

“Urtaran está mintiendo y dando la espalda a los casi 25.000 vecinos de Zabalgana”, ha censurado Garnica. “Ni escucha ni atiende lo que piden los vecinos, quienes han asegurado desconocer la fecha real de finalización de la obra y de apertura y se quejan de no haber recibido información en todo este tiempo”, ha censurado el concejal popular, recordando a Urtaran que los de Zabalgana “no son vecinos de segunda”. El Grupo Municipal del PP pedirá explicaciones en la Comisión de Urbanismo del próximo lunes 8 de mayo sobre este equipamiento que es prioritario para el barrio.

El Centro Cívico debería haber abierto esta primavera

La construcción del Centro Cívico de Zabalgana comenzó el 23 de febrero de 2015, durante el Gobierno de Javier Maroto, con una duración de obra que estaba programada en el contrato en 22 meses, por lo que debería haber finalizado en diciembre de 2016 y haber abierto sus puertas en esta primavera de 2017.

Sin embargo, en todo este tiempo, el PP ha mostrado siempre su “preocupación” alertando de los “continuos retrasos” y la “falta de dirección política del PNV en esta obra”.

Ya hace un año, en enero de 2016, el PP advirtió que la obra iba con retraso y que no iba a acabar en plazo. Los populares en el Ayuntamiento pidieron entonces un “grupo de seguimiento de las obras del Centro Cívico con la participación de vecinos, técnicos y políticos” -como hizo el PP con la obra de El Campillo en la anterior legislatura-, a lo que Urtaran se negó.

En noviembre de 2016, el PP volvió a mostrar su inquietud por los nuevos retrasos y por la “mala gestión” del PNV en esta obra, solicitado conocer por escrito el “cronograma” de los trabajos pendientes para finalizar el equipamiento.

Posteriormente, en diciembre del año pasado, Urtaran se inventó unas supuestas mejoras para conseguir más plazo para finalizarla, llevando a cabo un “modificado” de la obra y concediendo a la empresa “4 meses extra”, fijando un nuevo plazo de fin de obra en el 23 de abril. En aquel momento, aseguraron que la apertura del equipamiento sería “en junio”.

Ya el jueves de la semana pasada, vencido el nuevo plazo, Urtaran aseguró que la UTE había comunicado “el fin de la obra el pasado lunes” –en referencia al 24 de abril-. Dijo el alcalde que lo había hecho “en plazo”, pero que –después de 5 días – “apenas” habían “tenido margen para poder hacer las comprobaciones pertinentes”, señalando que “por lo que me trasladan los técnicos parece que la cosa va bien y que el desarrollo de las obras ha sido satisfactorio”. Es evidente que en una visita de poco tiempo a la obra se puede comprobar que esta está muy lejos de haber finalizado.

Fuentes del Gobierno municipal negaron también que la obra tenga nuevos retrasos, señalando que pueda que llevar a cabo remates. En la propia parcela se puede comprobar que lo que faltan no son “remates”, sino que realmente “la obra no ha finalizado”.


Compartir

Dejar respuesta