gatos

El PP ha presentado una moción en las Juntas Generales de Álava para exigir la obligatoriedad de la vacuna contra la rabia en Euskadi y evitar de este modo riesgos para la salud pública, ya que la vacuna es la única forma de evitar que se transmita a las personas.

La secretaria general de los populares alaveses, Ana Salazar, ha criticado este viernes que el Gobierno Vasco y las diputaciones forales se opongan a incluir la rabia entre las vacunas obligatorias a los animales, y ha recordado que el pasado día 13 falleció en el Hospital de Cruces un hombre que resulto infectado al ser mordido por un gato durante su estancia en otro país.

Ha mostrado su incomprensión por que Euskadi sea una de las tres comunidades de España donde no es obligatoria la vacuna y ha señalado que si se obliga a vacunar al perro, «a parte de proteger de la grave enfermedad, también se favorece el control de las mascotas en el territorio».

Así el dueño del animal tendría que hacer una visita obligatoria al veterinario y el profesional verificaría, además, «si está controlado con el chip, si está desparasitado o si existe algún tipo de maltrato, con lo que también se está protegiendo a los animales».

Salazar ha puesto como «ejemplo claro de control y de buen hacer» el trabajo con el ganado vacuno con los controles anuales a las granjas para evitar enfermedades como la brucelosis que también se transmite de animales a personas». EFE


Compartir

Dejar respuesta