Tras el deseo de Gorka Urtaran de subir impuestos a los vitorianos en plena crisis económica, nos acordamos de unas declaraciones de su jefe, el lehendakari Iñigo Urkullu, respeto a las necesidad o no de cobrar más dinero a los ciudadanos.

El pasado domingo, en una entrevista en El Correo, Urkullu respondía a la pregunta de si era partidario o no de subir impuestos:

«Yo comprometí que no puede haber una subida de impuestos que castigue a unas empresas que no cuentan con beneficios, ni a la sociedad vasca en general mediante una subida del IRPF, con la situación que están sufriendo las familias.

No creo en la necesidad de una subida de impuestos que afecte mayoritariamente a la sociedad vasca».

Toma nota, Urtaran, que parece que vives en otro mundo.


Compartir

1 Comentario

  1. Iñigo Urkullu, agárrale fuerte de una oreja a tu risible conmilitón, llévatelo a Foronda, móntalo en un vuelo directo lo más cerca a Madagascar, que lo tiren en paracaídas y que se quede para siempre, aunque no creo que allí iba a durar mucho tiempo con la tontería de sus risitas, se lo comen antes.

Dejar respuesta