2.781 vitorianos

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que las elecciones vascas serán el próximo 21 de abril, en una intervención en la que ha puesto en valor la diversidad de los gobiernos de coalición PNV y el PSE, dos partidos, que superando sus diferencias, han «compartido estrategia y objetivo de país».

El anuncio se ha producido tras la celebración de un Consejo de Gobierno en el que ha dado a conocer la fecha electoral a sus consejeros.

Urkullu ha mostrado su primer reconocimiento a la sociedad vasca, «que ha mantenido la confianza en el Gobierno Vasco», durante las crisis que se han superado, y ha insistido en que el sentido de la política es el diálogo y encuentro entre diferentes, tratando de representar la diversidad» del País Vasco.

El lehendakari, que no encabezará la candidatura del PNV a los próximos comicios ya que su partido ha optado por la renovación generacional y presenta a Imanol Pradales como cabeza de lista, ha recordado uno a uno a todos sus consejeros durante las tres legislaturas que ha gobernado, a las víctimas de la covid, a las mujeres víctimas de violencia machista y a los dos muertos por el derrumbe en el vertedero de Zaldibar (Bizkaia).

El 21 de abril, la fecha obvia y el cumpleaños de Pradales

El 21 de abril, el día en el que serán las próximas elecciones autonómicas vascas, era la fecha esperada por todos, por descarte de las demás, y con la anécdota añadida de que es el cumpleaños de Imanol Pradales, el candidato del PNV a lehendakari.

Abril era el mes lógico por tres motivos que ha argumentado en los últimos meses el propio lehendakari, Iñigo Urkullu. El primero, que quería volver al ciclo «normal», ya que las elecciones de 2020 fueron convocadas inicialmente el 5 de abril, pero tuvieron que ser retrasadas al 12 de julio por la pandemia del covid.

El segundo, aprovechar los últimos meses para aprobar tres leyes pendientes, que efectivamente el Parlamento Vasco ha aprobado este mismo mes de febrero.

El tercero es no hacerlas coincidir con las europeas, que serán el 9 de junio, para remarcar el carácter propio de los comicios vascos y alejarlas de unas europeas que van a ser leídas como un capítulo más de la pugna PSOE-PP.

A estos motivos se añade un requisito legal, y es que tras publicarse la convocatoria electoral en el Boletín Oficial del País Vasco deberán pasar 54 días antes de la cita de las urnas.

Por eso, para ser en abril o mayo el lehendakari tenía que convocar ya, casi dos meses antes, y la fecha obvia es el 21 de abril, por descarte de las demás.

Si las elecciones hubieran sido el 7 de abril, la campaña sería en plena Semana Santa y Semana de Pascua, y el mismo argumento servía para el 14: en esa fecha, la campaña tendría que empezar la noche del jueves al viernes santo, cuando la población está más de celebración o de viaje.

Por detrás del 21, se interpone otra fiesta: el domingo 28 de abril es San Prudencio, patrón de Álava. Como cae en domingo, se ha trasladado la fiesta al 29, que unido al 1 de mayo, crea un «puente» goloso. Convocar en plenas fiestas irritaría a muchos alaveses que ya tienen programadas sus vacaciones para esos días.

Ya ocurrió en unas generales, el 28 de abril del 2019, y todavía se recuerda el enfado de los alaveses que les tocó mesa electoral, que no pudieron votar porque estaban de viaje o simplemente de fiesta.

Dejarlas para mayo ya acercaría mucho las elecciones a las europeas, así que el lehendakari, fiel a su seriedad, ha evitado la sorpresa y los comicios serán el 21 de abril.

Hace un mes los periodistas le preguntaron a Urkullu si las elecciones iban a ser el 21 de abril y socarrón, respondió «¿Pues? ¿Es el cumpleaños de alguien?». Efectivamente, es el de Imanol Pradales, el aspirante del PNV a sucederle.

Los partidos vascos deberán presentar sus candidaturas entre el 13 y el 18 de marzo

 Los partidos vascos deben presentar sus candidaturas entre el 13 y el 18 de marzo para concurrir a las elecciones autonómicas del 21 de abril, cuya campaña comienza el viernes 5 de abril tras la Semana Santa.

El decreto de disolución del Parlamento Vasco y de convocatoria electoral se publicará el próximo martes, 27 de febrero en el Boletín Oficial del Parlamento Vasco (BOPV), día a partir del cual comienzan a correr los plazos recogidos en la legislación electoral de Euskadi y que concluirán con los comicios autonómicos para la XIII legislatura vasca.

Esta normativa recoge que los partidos deben presentar ante las distintas juntas electorales sus listas en el plazo comprendido entre los 15 y 20 días desde la publicación del citado decreto, esta vez, entre el 13 y el 18 de marzo.

Una vez concluida la presentación de candidaturas se publicarán en el BOPV para que se puedan presentar impugnaciones y subsanar errores.

La campaña electoral comenzará el 5 de abril, viernes, aunque previsiblemente y como en convocatorias precedentes, los partidos adelantarán unas horas sus actos y los harán durante la noche del jueves.

El sábado, 20 de abril será la jornada de reflexión y al día siguiente se celebrarán las décimo terceras elecciones al Parlamento Vasco desde que se reinstauró la democracia en España. EFE

Previa 9 horas: Urkullu anunciará hoy las elecciones vascas para el 21 de abril

El lehendakari, Iñigo Urkullu, comparecerá esta tarde tras la reunión del Consejo de Gobierno y anunciará su decisión de que las elecciones autonómicas se celebren casi con toda probabilidad el 21 de abril, según dan por hecho fuentes cercanas al Ejecutivo.

El Consejo de Gobierno de hoy iba a celebrarse el martes -el día habitual de todas las semanas- pero fue aplazado por el grave estado de salud de la madre del lehendakari, Flori Renteria, que falleció ese mismo día.

El Gobierno Vasco ha anunciado que tras la reunión de esta tarde no comparecerá el portavoz del Ejecutivo, Bingen Zupiria, como es costumbre, sino que lo hará el lehendakari, que dará a conocer la fecha en la que tendrán lugar las elecciones al Parlamento autonómico, que será casi con total seguridad el 21 de abril.

Urkullu ha dicho en varias ocasiones que las elecciones de 2020 estaban convocadas el 5 de abril y que fueron retrasadas al 12 de julio por la pandemia del covid. En esta línea ha defendido que el final de la legislatura debe calcularse en función de la fecha inicial del mes de abril.

Por ello el lehendakari no veía «lógico» esperar hasta julio ni tampoco hacerlas coincidir con las europeas, que serán el 9 de junio.

De esta manera, y a falta de confirmación oficial, el lehendakari anunciará la fecha de las elecciones autonómicas, en las que él ya no será el candidato del PNV después de tres legislaturas al frente del Gobierno Vasco. Encabezará la candidatura de su partido Imanol Pradales.

En los últimos meses se ha especulado mucho con la fecha de las elecciones al Parlamento Vasco y se habló incluso de la posibilidad de adelantarlas al mes de marzo.

Esta hipótesis quedó descartada después de que la Cámara decidiera habilitar enero para dar un impulso a leyes pendientes y así poder aprobarlas antes de su disolución. Comenzó entonces a ganar enteros la posibilidad de que las elecciones fueran en abril, aunque se barajaban varias fechas dentro de ese mes.

La reunión este pasado lunes del lehendakari con los líderes de los socios de Gobierno, Andoni Ortuzar (PNV) y Eneko Andueza (PSE) para hacer balance de la legislatura puso definitivamente en marcha el reloj electoral. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta