La Fundación Fernando Buesa Blanco ha organizado una exposición, bajo el título «Buesa. El valor de la palabra. El valor del compromiso», que repasa la trayectoria personal y política del dirigente socialista asesinado por la banda terrorista ETA y la labor que realiza su fundación.

A través de fotografías, carteles, artículos de prensa, objetos personales y diversos audiovisuales se muestra el recorrido político de Fernando Buesa y el trabajo que desempeña la fundación creada tras su asesinato en favor de «los derechos humanos, la paz y la deslegitimación social del terrorismo».

La vicepresidenta de la Fundación Fernando Buesa, Sara Buesa, ha hecho hincapié en que el valor de la palabra fue la «herramienta de trabajo» de su padre para buscar «el diálogo» y «tejer acuerdos», pero también «para alzar la voz en contra de la intolerancia y a favor de los derechos humanos».

Buesa ha recordado a su padre como «un hombre de paz» al que «con su asesinato buscaron acallar su voz, pero sus ideas y su palabra se han mantenido muy vivas».

En este contexto, ha expuesto «el valor del compromiso» de la fundación para preservar durante estos 20 años «la memoria y el legado» de Fernando Buesa Blanco, a través de un proceso de «construir la vida sin odio con el motor del amor» como impulso.

La primera parte de la exposición repasa mediante carteles, fotografías y recortes de prensa los años de estudiante de Buesa y sus comienzos en la política en Democracia Cristiana Vasca para pasar posteriormente al Partido Socialista de Euskadi.

El comisario de la muestra, Antonio Rivera, ha explicado el extenso camino político de Fernando Buesa como candidato al ayuntamiento, concejal de Vitoria, miembro del Parlamento Vasco, diputado general de Álava, vicelehendakari y consejero de Educación.

Rivera ha destacado «el prestigio» que dio a la escuela publica vasca al dirigir el proceso que regularizó las ikastolas y que es el que todavía «rige a día de hoy».

La muestra refleja con humor «las luchas» con el ex alcalde nacionalista, José Ángel Cuerda, y el papel que desempeñó para convertir la antigua plaza de ganado en la actual cancha del Baskonia que lleva su nombre.

En el camino por su vida, se enseña la «línea de ruptura entre nacionalistas y no nacionalistas» que supuso el Pacto de Lizarra de 1995, la división y el enfrentamiento que se palpaba en las calles aquellos años y su asesinato y el de su escolta, Jorge Díez, el 22 de febrero del año 2000.

Cada parte de la exposición va acompañada por una frase que define la figura de Fernando Buesa y teje una educación en valores de cara a construir el futuro.

La exposición cuenta con diversos objetos personales de Buesa como su agenda y el puro que llevaba cuando lo asesinaron, reconocimientos y medallas institucionales, así como la butaca del escaño que ocupó en el Parlamento Vasco.

Eduardo Mateo se ha encargado de comisionar la segunda parte de la muestra que se centra en el trabajo realizado por la fundación tras su asesinato y en el que se ofrece «un mosaico» de todas las personas y proyectos que han llevado a cabo.

Mateo ha reseñado como «la rabia y el dolor» de las víctimas se convierte en «fertilizante de un futuro con memoria donde no quede resquicio de legitimación de la violencia como instrumento político».

La muestra se completa con varios audiovisuales que recogen «discursos importantes» de Buesa, el comunicado que lee su hija Marta tras la manifestación del 26 de febrero, un documental sobre su asesinato, así como testimonios personales y de la sociedad civil.

«Buesa. El valor de la palabra. El valor del compromiso» puede visitarse en el Centro de Exposiciones Fundación Vital de Vitoria desde este sábado y hasta el 13 de noviembre de lunes a domingo con entrada libre. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. con todo mi cariño con todo mi respeto acudire a verla ,porque ademas me comunica un amigo que salgo en el libro entregado ayer a los medios.MI primer mitin al que acudi creo no lo tengo seguro fue al de la democracia cristiana vasca en el teatro Florida y creo que estaba FERNANDO Y OTRO BUEN AMIGO OFICIALDEGUI

  2. Para loas a políticos hay dinero. Se retroalimentan. Y hacen un libro? Me mandarán un ejemplar, ya que seguro que lo he pagado?

Dejar respuesta