Sergio Jiménez Foronda (EFE).- El nuevo vino “20:00 es nuestra hora”, de Bodegas Finca de la Rica y que alude a los aplausos de los ciudadanos a los sanitarios durante el confinamiento, es como «un canto a la esperanza» y colabora en la lucha contra la COVID-19 al destinar el 25 por ciento de sus beneficios a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

Así lo ha explicado a Efe uno de los propietarios de esta bodega de Labastida (Álava), Ignacio Uruñuela de la Rica, quien ha relatado que este proyecto surgió de una idea de Fernando Gervás, del estudio de creación gráfica Icono Gráfico, situado en Logroño y que colabora con esta bodega en el diseño de las etiquetas de sus vinos.

Uruñuela de la Rica ha indicado que, tras conocer la propuesta de Gervás, se puso en contacto con los proveedores habituales de esta bodega: Ramondín, Cartonaje Santorromán, Bacigalupe Hermanos, Víctor y Amorín, Vidrala y Serigrafía Riojana, que “se volcaron de forma incondicional” con la donación de la mayoría de materias primas auxiliares.

“Nosotros teníamos la ilusión, las ganas y la idea y, a partir de ahí, decidimos hacer un vino en Bodegas Finca de la Rica”, ha dicho, además de que «nos enamoró» que este producto hiciera referencia a los aplausos que durante los días del confinamiento se han dado a quienes han estado en primera línea en la lucha contra el coronavirus.

Ha incidido en que, en ese momento, todos los ciudadanos estaban “en estado de shock” por la pandemia y «estos aplausos han sido una de las iniciativas de este país que ha conseguido unir a todos para dar las gracias a los sanitarios y al resto de profesionales que nos han cuidado” a lo largo de este periodo.

“En una primera reunión que mantuvimos, estábamos justo terminando los aplausos de recuerdo a los sanitarios y, en ese momento, a Fernando se le ocurrió la brillante idea de aprovechar esa energía positiva que nos dábamos unos a otros”, ha subrayado.

“20:00 es nuestra hora” es “un vino tinto tempranillo con una garnacha de pueblo, con seis meses de crianza en barrica de vino francés y americano, muy sencillo y muy fresco”, ha detallado.

También se podrán comprar, a partir del próximo día 26, camisetas con el anagrama “20:00 es nuestra hora”, de las que el 25 % de su facturación se destinará a la FESBAL.

Uruñuela de la Rica ha insistido en que el objetivo de esta iniciativa es llegar a los damnificados desde el punto de vista económico por la COVID-19, labor que se hará a través de la Fesbal, que engloba a 54 Bancos de Alimentos de las distintas provincias españolas.

Este vino, además de a través de internet, puede adquirirse ya en todas las vinotecas y tiendas especializadas de Logroño y se hará “una labor de introducción en la restauración, mientras que, fuera de La Rioja, se va a intentar llegar a cuantos más restaurantes, bares y comercios especializados sea posible».

“Vamos a procurar, a través de nuestro canal habitual de comercialización, llegar a cuantas más provincias mejor”, de tal forma que la próxima semana se enviarán 1.000 botellas a Tarragona y la misma cantidad a La Coruña; así como 800 a Bilbao y otras 800 a Almería, ha precisado. EFE

Una caja de 6 botellas cuesta 36 euros


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta