Vamos con los sucesos más importantes del día en Euskadi:

EFE.- Un niño de nueve años, que el pasado 9 de enero denunció ante la Ertzaintza haber sido víctima de agresiones sexuales por parte de un familiar.

Fue en un piso de San Sebastián, y permanece a la espera de ser explorado por un forense 25 días después de haber presentado la denuncia, asistido por su madre.

Reiterados incidentes con polizones en el Puerto de Bilbao

La Audiencia de Bizkaia ha resuelto que el “elevado” número de incidentes con polizones en el Puerto de Bilbao evidencia que no tiene un sistema que garantice la seguridad de los buques durante la carga y descarga, y ha eximido a una naviera de abonar 730.000 euros a la concesionaria de ese servicio. EFE

Reguero de sangre del ladrón

La Ertzaintza ha detenido en Sestao a dos jóvenes, de 21 y 25 años de edad, por un delito de robo con fuerza. Los detenidos fueron arrestados mientras se encontraban en las inmediaciones de una vivienda a la cual habían intentado acceder.

Los hechos se produjeron en la madrugada de ayer, miércoles, cuando una patrulla de la Ertzaintza acudía al aviso de un posible robo en una vivienda del barrio de Rebonza-Urbinaga de la localidad vizcaína. Una vez que las y los agentes actuantes se personaron en la vivienda, pudieron observar como una ventana del domicilio se encontraba con la persiana desencajada y un cristal fracturado. En el lugar se observó un reguero de sangre, por lo cual las patrullas de Protección Ciudadana iniciaron una búsqueda en las zonas aledañas.

Pasados unos minutos, los recursos actuantes localizaron a dos personas que podrían estar implicadas en los hechos, contando uno de ellos con una herida sangrante en una mano. La patrulla realizó las indagaciones necesarias para esclarecer los hechos y a la vista de estos, se procedió a la detención de estas dos personas por un delito de robo con fuerza en vivienda.

Los dos arrestados fueron trasladados a dependencias policiales, para dar inicio a las pertinentes diligencias y una vez finalizadas estas fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Barakaldo.



Dejar respuesta